Blogs

Entradas con etiqueta ‘François Simon’

La cocina francesa, ¿patrimonio de la humanidad?

Jueves, 25 Septiembre 2008

Mientras los líderes del mundo se reúnen en la ONU para dar el pésame a la economía global, los funcionarios gastronómicos enviados por Sarkozy aprovechan la confusión reinante para reclamar una gloria intangible: que la cocina francesa sea declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Con todo el respeto que nos merece la tradición culinaria gala, el reclamo sabe a pataleta, que no tiene más objeto que reivindicar la grandeur extraviada. Porque, ya se sabe, la gastronomía francesa ha perdido el liderazgo mundial desde que Ferran Adrià y los suyos rompieron los moldes y se situaron en el escenario culinario como líderes de la vanguardia.

Jean-Claude Ribaut –crítico de Le Monde–, el chef Guy Savoy y el historiador Jean-Robert Petite son las cabezas visibles de esta avanzadilla encomendada por Monsieur Sarkozy –a quien, por cierto, los asuntos del comer le interesan más bien poco– para dar lustre patrimonial a las salsas harinosas, el brioche de St Genis y demás joyas de la mesa francesa. Nada que objetar, aunque las aspiraciones de los franceses tengan un intenso tufillo comercial: no son otra cosa que una maniobra desesperada para atajar el declive de la hegemonía gastronómica de ese país. Lo que acarrea sin duda una crisis en el sector hostelero.

Desde luego, no nos vale el argumento de la riqueza de la tradición gastronómica francesa. Porque si la UNESCO la glorifica, debería hacer lo mismo con la cocina italiana –con una mayor diversidad culinaria que la francesa–, la española o la mexicana (a la que ya se le denegó este honor hace unos años).

Los que de verdad amamos la cocina francesa esperamos que la iniciativa no llegue a buen puerto, porque como bien dice François Simon, crítico gastronómico de Le Figaro, nada más contraproducente que otorgar a la restauración la categoría de actividad cultural. Los chef franceses –como los españoles– ya tienen el ego lo suficientemente hinchado como para que encima la UNESCO los nombre protectores del patrimonio del planeta. Que el Dios Baco nos pille confesados. Y comidos.