Blogs

Entradas con etiqueta ‘Kulto al Plato’

La vanguardia del pintxo, en comic

Domingo, 28 Diciembre 2008

Quienes hayan tenido la suerte de hacerse con un sitio en la concurrida barra de A Fuego Negro (c/ 31 de Agosto, 31; San Sebastián; tel: 650 13 53 73) –a fuerza de codazos, ¿cómo si no?– coincidirán con este autor gastrofílico en que el local sito en la parte vieja de San Sebastián es la mayor expresión de la contemporaneidad del pincho. Allí se sirven inventos tales como la supergilda –soberbia versión del ensartado de guindilla, anchoa y aceitunas–, el bloody mary amarillo, el tigretón de mejillón o la txiki-huerta en tempura, todos ellos geniales ejemplos de la mejor gastronomía en miniatura, con un toque muy personal donde no faltan el humor, el ingenio y el virtuosismo.

Desde hace unos meses, los madrileños pueden disfrutar también de estos pintxos estratosféricos en la sucursal capitalina de A Fuego Negro, que se llama Kulto al Plato (c/ Serrano Jover, 1; Madrid; tel: 91 758 59 46) y ofrece otra perspectiva, como un txikiteo menos asiduo y comidas algo más formales, donde se puede gozar de un menú de degustación de estas geniales miniaturas por sólo 25 euros. No hay que perdérselo.

Además, a los cada vez más numerosos forofos del fuegonegrismo llega ahora un compendio de recetas y filosofía de sus mentores –Edorta Lamo, Iñigo Cojo y Amaia García– en forma de libro: A Fuego Negro. Pintxos y viñetas (Ed. Everest). Dado el peculiar sentir de sus autores, no podía tratarse de un libro de recetas al uso; así, la obra incorpora el comic –con expresivos dibujos de Bruno Hidalgo– como innovador lenguaje para narrar la historia de esta casa, el nacimiento de algunos de sus pinchos más emblemáticos y explicar la forma y razón de diversas recetas.

Como colofón, el libro presenta un capítulo con las ideas más atrevidas –e impracticables, en algún caso– concebidas por este trío de gastrónomos irredentos y el chef Xabi Gutiérrez (responsable de I+D de Arzak, nada menos): papel de melocotón, tizas comestibles, cápsulas de txangurro… Un libro tan fascinante como rompedor, sin dudas.