Blogs

Aeropuertos self-service

En los gloriosos tiempos del Concorde, la cuestión para los VIPS consistía en presumir ante sus amistades de que habían estado el menos tiempo posible en el aire. Cruzar el charco a velocidad supersónica era de lo más cool. Ahora la cuestión ya no es tanto arañar minutos en vuelo sino conseguirlos en la tierra. La carrera entre compañías aéreas y toda clase de servicios de facturación, check in, handeling, servicios personales ofrecidos por tajertas de crédito de alta gama, etc… es acortar los interminables tiempos de espera de los aeropuertos. Y en esta carrera por hacerse con el jugoso nicho del frecuent-flyer impaciente va a desempeñar un papel crucial la automatización.

Gracias a internet, ya puede llevar desde casa la tarjeta de embarque. En un futuro ni siquiera hará falta imprimirla: todo lo hará con su móvil. Los numerosos puestos de check in automático permiten ya, en muchos aeropuertos, que los pasajeros sin equipaje no pasen por los mostradores de facturación. Algunas compañías punteras como Alaska Airlines hacen extensible esta opción incluso a pasajeros con algún bulto. En sus terminales de Anchorage y Seattle los Kioscos de self-check in ocupan un lugar preeminente y los tradicionales mostradores de facturación están en un lugar secundario. La pequeña compañía norteamericana, con su proyecto, “Aeropuerto del futuro”, ha conseguido ofrecer el tiempo medio más corto del mundo en gestiones previas al despuegue. Cada empleado de Alaska Airlines atiende a dos cintas transportadoras a la vez para ahorrar tiempo de espera y se estima que en un futuro hasta la propia facturación de maletas se realizará en kioscos automáticos.

Nada sorprendente, por otro lado, teniendo en cuenta que en la cadena de alimentación Fresh&Easy, las cajas ya no tienen cajeras; en Malasia, IBM ha dotado a una cadena de restaurantes con pantallas táctiles de ordenadores conectados a la cocina, de tal manera que ya no son necesario los camareros. Pero en la nueva era del self-service digital me llaman la atención la iniciativa de diversos hospitales de Estados Unidos que utilizan ya estos servicios para clasificar los ingresos de urgencias. Basta con tocar en una figura humana dibujada en la pantalla de un ordenador la zona de la dolencia… y acudirá un especialista u otro… (Supongo que habrá la opción figurita embaraza para que quienes lleguen con dolores de parto no les envíen al Servicio de Digestivo).

En fin, volviendo a los aeropuertos, entre los ingeniosos servicios emergentes ligados a esta idea de estar el menos tiempo posible en tierra, hay uno que debería tener mucho éxito en suelo patrio: empresas que te recogen el equipaje y te lo llevan a casa o al hotel, servicios que ofrecen diferentes compañías, como British Airways. Aunque a mi, la verdad, me gusta eso de mirar la cara de pocker de la gente frente a las cintas de equipaje y tratar de adiviniar quien es el pringao que se va a quedar haciendo allí la reclamación de su maleta…. Ánimo, a lo mejor la puede realizar en un kiosko superautomatizado de última generación sin necesidad de ponerse hecho un energumeno delante de una sufrida azafata de tierra.

PD: La foto corresponde a la nueva terminal del aeropuerto de Pekín, firmada por el superarquitecto Lord Foster, que pasa por ser lo más de lo más en ofrecer “una experiencia de calidad en tierra” (sic) al viajero.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

5 respuestas a “Aeropuertos self-service”

  1. Flyer Dice:

    Genial, facture ud. mismo y así, si las maletas aparecen en las antípodas la culpa será sólo suya y hasta tendrá que pagar para que se las recuperen… y eso si es ud. capaz de superar los delirantes controles de seguridad donde lo menos que le tocan son las narices!

  2. Eugeni Dice:

    Trobo que no hi ha gaires comentaris a tant sàvies paraules.

  3. Pava Rotto Dice:

    Mi piace questo blog. E divertente, reflessivo, sensuale… Bravo!!

  4. Ito Dice:

    Los frecuent-flyers siempre seguirán cabreados por no tener avión propio. Eso si que no te hace esperar.

  5. Hints Dice:

    …máquinas self-service que o no están en línea, o cuando lo están sólo son válidas para vuelos domésticos. En los internacionales todavía hay que enseñar al personal de facturación el pasaporte/DNI para que, tras mirarlo de reojo y con desgana, nos den la tarjeta de acceso a ese gran momento en el que tras una más o menos larga espera nos tenemos que desprender de todas nuestras pertenencias, quitarnos la ropa y someternos a cacheos varios sea del color que sea su f.f.membership card…
    afortunadamente, para alguno de nosotros, bien vale esa espera si luego está recompensada por el acceso a una sala VIP ( o sala VIPS como suelen llamarlas los abundamntes usuarios de tasssis) abarrotada de “viajeros frecuentes por cuenta ajena” que se abalanzan sobre las bolsas de cacahuetes y patatas fritas enfundados en sus chinos-camisa-de-cuadros o toda-de-beige-con-coleta y arrastrando su trolley a la vez que descargan su ansiedad en el último gadget de hace dos temporadas (i-phone/blackberry)…

Deja tu comentario