Blogs

Archivo de Febrero, 2009

Norman Foster sólo para ellas

Mircoles, 25 Febrero 2009

No es la primera vez que hablo del “filón rosa” en este blog, es decir, del aumento de productos y servicios dirigidos exclusivamente a mujeres. Su proliferación obedece a una estrategia de marketing, a una mayor segmentación del mercado y, quizá, al ”hecho diferencial”. Ya se sabe, ellos son de Marte, nosotras de Venus. La verdad es que algunos casos son realmente curiosos, como esta pizza surcoreana que aparece en la imagen y que se anuncia “made for woman”, como indica el letrero. El mercado asiático es precisamente el más maduro en segmentación de públicos  (especialmente Japón), pero la cosa se va extendiendo poco a poco. El conocido Hotel Silken Puerta América, de Madrid, acaba de lanzar el programa “Elite for Chic Women”, por lo que a partir de ahora, la planta diseñada por Norman Foster será exclusivamente para mujeres (creo que los únicos varones en este piso están en calidad de acompañantes de mujeres). La segregación rosa no es nueva en hostelería, de hecho, conforme aumenta el número de ejecutivas y mujeres que realizan viajes de negocio, este tipo de oferta es cada vez más común. Razones: seguridad, habitaciones más femeninas, set de ”amenities” para ellas, perchas especiales para faldas, revistas femeninas, flores en las habitaciones y unos cuantos extras para atraer a este nicho pujante: planchado y minibar gratuitos….. Yo incluiría un pequeño masajito relajante antes de acostarse en la propia habitación, algo que ya están ofreciendo algunos hoteles de lujo. Y hablando de todo esto se me ha puesto “cuerpo de escapada”: city break, spa break o lo que sea… He oído hablar del sindrome postvacacional, pero yo creo que tengo los síntomas del “síndrome de la escapada”, esa sensación inevitable que surge cuando uno lleva mucho tiempo en dique seco y le dan ganas de coger un avión no importa demasiado con que destino… 

¿Intercambiamos nuestras vidas una semana?

Viernes, 20 Febrero 2009

Esta es una de esas iniciativas que no te deja indiferente, pero cuyo alcance futuro parece difícil de valorar. Dos redes sociales españolas de nuevo cuño se han lanzado en los últimos meses a crear proyectos que ofrecen a sus miembros la posiblidad de “intercambiar vidas” durante un corto periodo de tiempo. La iniciativa se ofrece como una oportunidad de escapar de la rutina, de vivir nuevas experiencias, o sencillamente, de conocer mundo por muy poco dinero en estos tiempos de crisis. Ambas redes sociales www.videantes.com y www.thelifeswaptube.com (una creada en Madrid y la otra en Canarias, aunque está útima se haya bautizado a lo Silicon Valley) tratan ahora de despegar y por el momento no hay testimonios de sus miembros.  Las iniciativas permiten buscar perfiles afines teóricamente en cualquier parte del mundo, son gratuitas y la única limitación es ser mayor de 18 años. La cosa ofrece múltiples lecturas: puede sonar a argumento de pelicula de Amenabar, a pretexto para un nuevo reality o, porqué no, a filón del tipo redes de contactos en internet. Personalmente no lo veo claro, pero como tendencia me parece que la cosa podría estar cargada de futuro. Y es que la iniciativa reune valores en alza para la generación Facebook: es digital, gratuita y promete proporcionar experiencias inolvidables en cualquier parte del globo. Dado el gran número de desempleados actuales y las numerosas ofertas en tarifas aéreas low cost, lo cierto es que es como para pensárselo dos voces. “Ex asesor financiero de Liehman. Apartamento en Upper East Side. Abono para los Knicks. Nevera llena de comida orgánica. Pandilla de amigos tipo protagonistas de la serie Friends. Me intercambiaría por instructor de deporte en Marbella o Mallorca con apartamento con vistas al mar. Necesito mejorar mi español para encontrar nuevas oportunidades laborales y olvidarme una temporada de la pesadilla en Wall Street“. En estos tiempos turbulentos de volver a empezar estoy convencida de que más de uno se lo pensaría. En fin, tiempo al tiempo y a ver lo que da de si este tipo de iniciativas.    

Nuevas guerrillas urbanas

Martes, 17 Febrero 2009

La guerrilla gardening o jardineria de guerrilla me parece una idea tan romántica como interesante y original. Aunque el movimiento tiene ya algunas décadas, ha llegado a España muy recientemente y creo que hay sólo un par de pequeños grupos en Madrid y en Oviedo. Actúan con nocturnidad y con un claro afán ecologista y de denuncia ante la falta de espacios verdes en las grandes ciudades. Los escenarios de sus acciones guerrilleras son aquellos espacios urbanos que realmente necesitarían “una manita de jardinería”: parterres abandonados, rotandas arenosas o alcorques llenos de porquería. A la mañana siguiente, los vecinos comprueban cómo estas pequeñas brigadas nocturnas han plantado todo de flores, tomillo o romero. Sin duda un movimiento voluntario muy curioso…. qué más quisiera que se pasaran algún día por mi barrio!

De un tiempo a esta parte, proliferan las actuaciones en la calle tipo street art, graffiti, street branding, tiendas pop-up, subvertising, etc… Ese toque antisistema o anticonvencional y el sello semiclandestino de algunas de estas actividades han hecho que incluso las grandes marcas traten de copiar sus códigos y se apunten a la tendencia. Nike utilizó hace poco acciones de guerrilla gardening en una de sus campañas, Lacoste recurrió en Berlín a conocidos grafiteros alemanes buscando esta imagen joven y auténtica que algunas firmas desean para sus marcas. Hace una semana estuve con el escritor de graffity (así es como les gusta que les llamen) Asier Vera. El joven madrileño de adopción (en realidad nació en San Sebastián) se hizo célebre el año pasado por un gigantesco mural de Ruiz Gallardón que el alcalde mandó inmediatamente destruir; unos meses más tarde ganó un premio del Ayuntamiento de Madrid que recibió de manos del propio regidor. Asier no sólo me pareció todo un artista, (no un pseudoartista, como le llamó la concejala Ana Botella) y un tipo muy interesante, me llamó la atención que la ropa que llevaba era cedida por una marca … del mismo modo que Chanel viste gratuitamente a las bellezas de la alfombra roja.

Para terminar estas pequeñas reflexiones inconexas sobre el auge de las intervenciones urbanas, me ha llamado la atención el trabajo de Luz Interruptus, un grupo realmente original, creativo y artístico que actúa en Madrid. Sus claves, un trabajo realmente efímero y mucho buzz en la web. De hecho, aunque yo vivo en la misma ciudad, tuve conocimiento de su trabajo a través de una web de San Francisco.

Bombones con sal para la primera dama

Viernes, 13 Febrero 2009

En Estados Unidos, la cajita de bombones con forma de corazón es toda una tradición en San Valentín. Cierto, no es nada cool, por eso una pareja tan chic como los Obama seguro que no se agasajan mutuamente con este tipo de regalos cursis por muy enamorados y compenetrados que parezcan. Lo suyo es marcar tendencia y apostar claramente por formas novedosas un tanto híbridas, que ni son del todo blancas, ni del todo negras… Tal vez por eso sus dulces preferidos son los salted chocolates, o bombones con sal marina. Esta pequeña y exquisita debilidad fue confesada por los Obama durante la campaña electoral, un pequeño comentario que ha cambiado el presente y el futuro de Fran’s, la chocolatería de Seattle que elaborada artesanalmente los chocolates preferidos por la pareja presidencial. Los bombones con sal, de moda en EEUU desde hace un par de años y que se pueden adquirir hasta en Wall-Mark, se han convertido en el “must have” de este San Valentín por obra y gracia de este trend-setter que el presidente número 44 de Estados Unidos lleva dentro.

Por lo demás, las opciones más novedosas para San Valentín vienen marcadas por la crisis. Es decir, la necesidad de abrirnos a nuevos mercados. ¿Por qué limitarnos a los enamorados en nuestro plan de marketing para el 14 de febrero en época de vacas flacas? El hotel Puerta de América, en Madrid, ha organizado una fiesta para “singles” en fecha tan señalada y el Fairmont, en San Francisco, sorprende con un “break-up package”: una alternativa a la escapada romántica para que los que acaban de romper con su pareja no se queden en casa. Champagne (en francés suena más glamuroso), autoregalito y dulce para hacer budú a tu ex. Con semejantes planes a la vista, ¿quién necesita pareja? 

El cazador de sombras

Martes, 10 Febrero 2009

Los periodistas tenemos la suerte de estar invitados a cierto tipo de saraos que a veces nos reportan anecdótas impagables. Me ocurrió ayer durante la inaguración de la exposición La sombra, organizada por el Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación Caja Madrid (hasta el 17 de mayo, sería una lástima perdérsela). Estaba yo en medio de todo el tinglado, con el folleto en la mano mirando el cuadro de Picasso que aparece más arriba (La sombra sobre la mujer) y me pregunta un señor corpulento y afable en un español más que correcto: “¿Le gusta? En realidad es un díptico, es una lástima que no nos hayan cedido la otra parte del cuadro. Y perdone que hable como si las obras fueran mías, es que soy el comisario de la exposición”.  Victor Stoichita, historiador de arte de origen rumano y profesor de la Universidad de Friburgo, es una eminencia en el curioso juego de buscar e interpretar sombras en el arte. Contó curiosas anécdotas de estos dos años en los que ha removido Roma con Santiago buscando sombras por museos y colecciones privadas de todo el mundo para traerlas a Madrid. Prometo leer su ensayo “Breve historia de la sombra” y no tendré más remedio que hacerme con un catálogo si quiero enterarme de la interpretación del Retrato del Dr. Haustien, de Chritian Schad, para mi gusto uno de los cuadros más interesantes de la muestra. En definitiva, un exquisito cazador de sombras, que como decimos en el gremio “tiene una entrevista”.

PD: En el “canapié” posterior pude ver a la Baronesa del Hola! luciendo esmeraldones y dejándose fotografiar con los móviles por los estudiantes de Bellas Artes que caían rendidos a sus encantos. El Rolls plateado aparcado en la puerta del Museo resultaba tan excesivo como sus joyones verdes, pero eso sí, ella va de Baronesa del Pueblo. Ella sí que tiene, no una entrevista, sino todo un tomo  de los episodios nacionales.

Estás despedida… pero me encanta tu look

Jueves, 5 Febrero 2009

¿Cómo vestirse el día en que a uno le van a despedir? Esta es la cuestión que planeta hoy la sección de estilo de The New York Times, no sé si en un alarde de ironía y originalidad o realmente para conectar con las inquietudes de los lectores en los tiempos que corren. Los freelance, lamentablemente, no pasamos por ese trago.  Y digo lamentablemente porque yo soy muy dada a las escenificaciones y ese día iría vestida de superheroe, para demostrar que nada me afecta, que estoy por encima del bien y del mal y que tengo un sentido del humor acojonante… (Luego en casa ya me pondría la bata de felpa floreada modelo Aida y lloraría a moco tendido antes de cortarme las venas). Y digo lamentablemente porque creo que es necesario el ritual y el duelo de semejante trance. A nosotros, los freelance, simplemente, nos dejan un buen día de llamar, el redactor jefe borra nuestro móvil de su agenda, nadie contesta a nuestro e-mail, la revista cierra y nadie se acuerda de comentárnoslo…. Nos privan de escenitas, despedidas con lágrimas y esos momentos tan cinematográficos en que los finiquitados meten los trastos de diez años en una minúscula caja de cartón… (Eso, y el decir algún día “quiero a dos de tus mejores hombres trabajando en este asunto” son mis pequeñas frustraciones made in Hollywood).

Para los que tienen la suerte de ser citados en el despacho del jefe con antelación suficiente como para preparar el modelito no está de más que se lean los consejos del New York Times. ”¿Qué me pongo para ir a la guillotina?” se preguntó María Antonieta. Si ella se decantó por el blanco, los chicos más sensatos de Wall Street (pero, ¿hay alguno?) deben ofrecer ese día un aspecto pulcro y transmitir síntomas inequívocos de autoconfianza y “empleabilidad”, sin que, lamentablemente el redactor del NYT concrete en qué consiste tal opción. En el otro extremo, hay quien puede decantarse por dar la campanada, ofrecer un look rompedor a modo de corte de mangas estético por si no nos salen las palabras en el despacho del Director de Recursos Humanos. Comme de Garçons puede ser una buena opción en este sentido.

Ellas, siempre con más recursos en estos casos, tienen la salida propia de las protagonista de “Sexo en Nueva York”: el “it” bag y un poquito de mala leche. Ese días, queridas lectoras, hay que sobreponerse y esforzarse por conseguir un estilismo sensacional que fastidie a la jefa, que se morderá los labios antes de pronunciar la frase que tu leerás en su mirada. “Estas despedida, ¿pero de dónde puñetas has sacado ese vestidito que te hace tan delgada?”. Hay quien recomienda ponerse una corbata negra en señal de duelo y se desaconseja, en todos los casos, recurrir a nuestro traje preferido… para no marcarle de por vida.  Sea como sea un aspecto cuidado: sólo tendrás una oportunidad para causar una última buena impresión. 

Nota a pie: Hace tiempo hice un reportaje sobre la vida en Torre Picasso y me contaron una anécdota curiosa. Un empleado de banca de inversiones (en aquella época eran unos señores que vestían traje de raya diplomática y estaban en la cúspide del sistema) se sintió injustamente despedido. Para protestar por la decisión de su empresa no se le ocurrió otra cosa que presentarse todos los días en el hall del rascacielos vestido con bañador tipo speedo y el Financial Times en la mano. Consiguió su propósito: todo el mundo en la Torre habló de su caso. Y, por otro lado, qué metáfora más premonitoria de que la banca de inversión se iba a quedar… en pelotas.

Navegar Nueva York

Lunes, 2 Febrero 2009

Tal vez, como comenta Ito en el post anterior, lo mejor sea quedarse en el burguete… De todas formas, para quienes les apetezca más darle un bocado a la Gran Manzana que al hornazo salmantino, no estaría de más que le echen un vistazo antes a nycgo.com, o mejor aún, que una vez allí se pasen por la oficina de turismo más cool del momento. Situada entre las calles 52 y 53, en 810 Avenue, no sólo está a miles de kilómetros de quien esto escribe, sino a unas cuantas galaxias. De aspecto entre minimalista y espacial, la nueva oficina de Turismo de la ciudad de Nueva York deja definitivamente atras el mundo de los folletos e incluso de los monitores y nos introduce en el universo de Minority Report. La iniciativa es fruto de un convenio entre el Ayuntamiento de NY y Google. El centro consta de grandes mesas futuristas cuyas superficies son mapas interactivos que permiten navegar por toda la ciudad y su oferta cultural, gastronómica, espectáculos, tiendas y cualquier información que el visitante desee para conocer la ciudad. Las aplicaciones permiten crear itinearios personalizados que pueden ser impresos, enviados por correo electrónico o cargados en dispositivos móviles del visitante gracias a diversas aplicaciones interativas de Google Maps. Con toda la información de cada punto marcado, of course.

Una gigantesca pared de video que utiliza Google Earth reproduce la ciudad en 3D y permite igualmente señalar los itinearios deseados y acceder a una recreación virtual de los mismos. Vamos, igualito que en el Madrid de sueños olímpicos. En fin, ahora que me acabo de enterar que mi esguince necesita pasar por el quirófano, me conformo con que Gallardón nos arregle las maltrechas aceras.