Blogs

La hora del 3D

 

Parece que la tercera dimensión va a dejar de ser en breve una curiosa atracción de los parques temáticos. “Up”, el film de animación en 3D de los estudios Disney-Pixar se paseará pronto por la Croissette en calidad nada menos que cinta que abrirá el festival de Cannes. En todo el mundo va en aumento el número de salas de cine preparadas para el pujante formato, las grandes productoras apuestan por el producto, como DreamWorks, que anunció que sólo trabajará en este soporte en sus filmes de animación. El 3D tiene muchas ventajas, una de las más interesantes para la industria es que no se puede piratear y ofrece al espectador la posibilidad de ver en las salas algo diferente (y esperemos que mejor) de lo que pueden ver en casa.

La televisión tampoco se quiere quedar atrás en la pugna por el nuevo formato. En la pasada emisión de la Superbowl unos cuantos millones de telespectadores se pusieron las clásicas gafitas para poder disfrutar de varios anuncios que emitieron en 3D y diferentes empresas trabajan en prototipos de cámaras web que superan las limitaciones de lo bidimensional.

En la tencencia me llama particularmente la atención las impresoras 3D, cada vez más asequibles para uso doméstico, muy bien recibidas por arquitectos, diseñadores industriales y de moda para la realización de pequeños prototipos. Hace tiempo leí en Wired que los juguetes del futuro serán pedidos bajo demanda on-line e impresos en casa en este tipo de aparatos. También nos olvidaremos de las radiografías tradiciones a favor de reproducciones en 3D de nuestros órganos. Tenía preparada una foto de un tablero de ajedrez ideado por Ji Lee, el inquieto director creativo de Google, que cansado de los tableros planos, ha ideado esta curisosa variante. Cuando el servidor se arregle, la cuelgo.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario