Blogs

Generación sándwich club

Reconozco que cuando me he topado con la expresión leyendo un reportaje en Newsweek lo primero que me ha venido a la cabeza ha sido: vaya, un nuevo nombre para esos chicos que se pasan el día currando y comen en la cafetería de la esquina o esos globalitas que saltan de hotel en hotel y piden al room service que les suba a la habitación algo para cenar y se zampan un sándwich mientran zapean la CNN o teclean la BlackBerry tumbados sobre una colcha de un color indescriptible (las de los hoteles suelen serlo). Pues no. Mi olfato de cazatendencias me ha fallado de pleno. Y es que la expresión hace referencia a una tendencia mucho más interesante.

Hasta ahora hablamos de la generación sándwich, principalmente de mujeres atrapadas entre el cuidado de sus padres mayores y el de sus pequeños hijos: poca vida propia y especial sentido de la entrega familiar. Pues bien, los cambios demográficos y la situación económica han añadido una capa más al sándwich y lo han convertido en un sándwich club. La expresión hace referencia al creciente número de padres de familia de mediana edad atrapados entre sus ancianos padres, sus hijos adultos y sus pequeños nietos. Con sus viviendas ya pagadas y todavía activos y saludables, no se dedican a jugar al golf, no, sino que acompañan al médico a sus padres octogenarios (la llamada cuarta edad), ayudan a unos hijos sobrepasados por las cargas hipotecarias, los horarios interminables y la inseguridad laboral y hacen de baby sitters gratuitos de sus nietos. El fenómeno se extiende por Estados Unidos y por la mayoría de los países occidentales. La buena noticia para las jóvenes abuelas es que ya no están solas en sus heróicas y poco reconocidas tareas; ahora también se ven abuelos a la puerta de los colegios esperando a que salgan sus nietos. En fin, seguiría hablando del tema, pero como mis padre está pasando unos días en su pueblo y mi suegra también está fuera tengo que salir corriendo para ir a buscar a mis hijos al cole…

PD: Por cierto, nunca había hablado de mis hijos en el blog. En realidad todavía son muy pequeños pero hoy no tengo más remedio que dejarles trasnochar. Porque hoy la noche se presenta movidita Chez Vilches: uno es acérrimo madridista y el otro es culé. Y mi santo esposo es el tipo más merengue que os podéis imaginar (él piensa que todo buen madridista prefiere que gane el Manchester) . Sí, parece una buena idea irme al cine y dejarles preparados unos sándwich club.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: ,

5 respuestas a “Generación sándwich club”

  1. Ito Dice:

    Ánimo Diego, que tu solo puedes contra todos los vikingos

  2. Luisa I Dice:

    pues yo me alegré por Diego, y que no se enfade el resto

  3. Palmatum Dice:

    Por supuesto que haces bien en hablar de tus hijos, y de tu vida privada y dar detalles que resulten reconocible tu mundo a los que te conocemos.
    Por cierto, V.V. gracias por visitar mi recién estrenado blog y a los que no lo hayan hecho ya saben: ahora o nunca.

  4. Ito Dice:

    Se echan de menos comentarios del señor “de las altas torres”.
    Esperando el adveimiento del ser superior?
    Minusvalorando eltriplete porque ellos tienen no se cuantas copas de más?
    En realidad la escala metrica ha cambiado. Ya no se cuentan las copas, sino los tripletes…
    Se puede utilizar u nblog para meterse con persona distinta del bloguero?

  5. Florentino II Dice:

    Cómo se nota la elegancia de los que están hartos de ganarlo todo y no saben qué hacer con tanto triplete en sus vitrinas… Y en cuanto al retoño descarriado de Vilches, lo suyo no pasa de ser una enfermedad infantil, que diría Lenin.
    Por cierto, muy bueno el post…

Deja tu comentario