Blogs

Archivo de Julio, 2009

Quiero que mi bebé se parezca a Brad Pitt

Viernes, 31 Julio 2009

Tenía que ser en Los Ángeles, el epicentro del celebrity-system. No podía ser en otro sitio. California Cryobank, un “selecto” banco de esperma de dicha ciudad, acaba de hacer un curioso ofrecimiento a sus potenciales clientes: ha clasificado a sus donantes en función de su parecido físico con las celebrities y ha organizado con este relevante criterio su peculiar base de datos de material genético. La empresa se jacta de ser extraordinariamente selecta: sólo acepta a 1 de cada 100 donantes potenciales. Como es de suponer que nadie pedirá un papá biológico para su bebé con los rasgos de Woody Allen, parece lógico pensar que abundarán las peticiones para los “dobles” de Pitt, Clooney, Efron…. La operación de marketing le ha salido redonda a California Cryobank: en una semana han doblado el número de visitas a su página web. Ellos alegan que no hacen más que tratar de responder de la manera más exacta a la primera pregunta que les hacen sus clientes, que no es otra que “¿Y a quién se parece el donante?”. Si te dicen que a Brad Pitt, es probable que no haya que buscar mucho más. Pero lo que es seguro es que esta estrategia cambiará el tipo de pregunta que formula su clientela: ¿Tienen algún donante con los ojos de Paul Newman? Las celebrities, convertidas en referente universal, nueva tabla de pesas y medidas para todas nuestras decisiones vitales, irrumpen así de forma un tan involuntaria pero esperada en el lucrativo negocio del baby-business. No deja de ser curioso que ellos formen ahora familias multirracionales, multiculturales con hijos adoptivos de Mali, Camboya, etc.. (leáse Brangelina, Madonna, Michael Jackson…) mientras que las simples mortales se hacen inseminar con material genético de alguien que tiene un corte de cara parecido a uno de los dioses del olimpo hollywoodiense.

Bebidas anti-energéticas para la vida slow

Martes, 28 Julio 2009

Pues no, no todo va a ser ponerse de café hasta las orejas y tener la nevera atiborrada de Red Bull y Coca-Cola Zero como si fueramos los asesores de Obama y trabajaramos en el Ala Oeste. (Por cierto, una vez vi en Colette unas latas de Coca-Cola negras y alargadas que tenían más cafeína que las de la fórmula clásica, supongo que para competir en el nicho de las bebidas energéticas, uno de los más lucrativos de estos tiempos). En fin, a lo que iba. Me  entero gracias al blog Springwise de la llegada al mercado de una nueva clase de bebidas que prometen promocionar nada menos que “los efectos de una sesión de acupuntura”.  Se trata de las bebidas anti-energéticas, ideales para los que abrazan la vida slow, aspiran a relajarse y combatir el estres y que pronto veremos en spas, gimnasios zen y aviones. Es probable que también en el Palacio del Eliseo, dadas las recientes recomendaciones médicas realizadas a Mr. Sarkozy. Los componentes de este emergente segmento de bebidas recuerdan a las infusiones de nuestras abuelas: camomila, valeriana y, especialmente, teanina, un aminoacido que se encuentra en el té y que es capaz de producir efectos relajantes sin producir somnolencia. Pero, sin duda alguna, lo más cool del invento es el packing, que al parecer no ha sentado nada bien a Red Bull.  Lo cierto es que los genios del marketing de Slow Cow (la vaca lenta) se han inspirado claramente en el Toro Rojo para diseñar su contrafigura, pero yo creo que la cosa tiene su aquel. Me apunto a probarla. 

Escaparatismo CSI

Viernes, 24 Julio 2009

 Como me hallo en una especie de arresto domiciliario a resultas de mi intervención quirúrgica, hace tiempo que no practico mi deporte preferido, que como saben quienes siguen este blog, no es otro que ver escaparates. Pero visto lo visto, parece que no me pierdo nada del otro mundo. Los lujosos almacenes Barneys de Nueva York, referencia del estilismo cool, han metido esta semana la patita hasta el fondo, demostrando una vez más lo fácil que es perder el norte cuando se quiere ser original o innovador. En un alarde de ingenio más propio de los guionistas de la serie CSI, los estilistas llenaron las vitrinas de sangre y recrearon en su interior escenas de maniquíes representando mujeres agredidas. ¿Qué es lo que querían decir? Pues que se trataba de vestidos por lo que ellas se dejarían matar. Simon Too cool for school Doonaz, director creativo de Barneys, se ha excusado diciendo que él estaba de viaje cuando se montaron los nuevos escaparates, y aunque alienta que su equipo sea creativo, ha reconocido en este caso que “se han pasado de la raya”. Las “creaciones” de Madison han sido ya retiradas despues del pequeño revuelo causado en la prensa neoyorquina. Por lo visto, los escaparatistas tienen la presión de llamar la atención sobre unos transeúntes saturados de mensajes visuales; el tiempo medio que un posible comprador está frente a un escaparate es de tan sólo 11 segundos y en ese tiempo tienen que contar sus “geniales historias” que nos predispongan favorablemente hacia la marca o el producto. O los gustos de las jóvenes neoyorquinas se han vuelto muy retorcidos o hay que estar un poco enfermo para ver ese escaparate y salir deseperadamente a comprar el modelito de marras…

Vacaciones con Jeeves

Mircoles, 22 Julio 2009

Quizás no suene muy cool, pero es “lo más” en la industria de la buena vida. Sí, Jeeves ha vuelto, y no a las viejas mansiones de la campiña inglesa, sino a los mejores hoteles, cruceros y hasta aeropuertos. Llámese mayordomo, butler, concierge, o asistente personal, Jeeves se ha convertido en el plus que ofrecer a los clientes las clases business, primera o premium. MSC Cruceros lo ha incorporado en su flamante servicio Yacht Club de los buques Splendida y Fantasia. El novedoso concepto es una suerte de “zona vip” de estos megacruceros para los privilegiados ocupantes de las que 99 suites que conforman el MSC Yatch Club, que no sólo gozan de zonas exclusivas en el barco, sino de servicios de mayordomía profesional capaces de hacer la vida de lo más agradable al pasajero más exigente. Sus cometidos van desde deshacer el equipaje o llevarle su periódico preferido a su camarote a primera hora de la mañana, hasta realizar todo tipo de reservas a bordo o en los puertos de destino. En definitiva, me apunto.

La idea de zonas exclusivas, pequeños oasis para los llamados CIP (Commercially Important Person) se abre paso no sólo en altamar. La cadena Meliá ha estrenado recientemente un concepto similar con la marca Red Globe, disponible en hoteles de lujo como el Meliá Colón, en Sevilla, o el Palacio de Isora, en Tenerife. Red Globe significa zonas exclusivas del hotel para sus clientes, check -in diferenciado, servicio de mayordomo….

Pero el revival más curioso de Jeeves lo he encontrado ni más ni menos que en las terminales premium que ahora proliferan en algunos aeropuertos, es decir, terminales “high cost” exclusivas para pasajeros de primera clase y business. Es el caso de Singapur, Dubai o Doha, donde los mejores clientes no se conforman ya con ir a una mesa de facturación distinta sino que se mueven en espacios completamente diferentes para situarse au dessus de la mêlèe desde el momento que ponen el pie en el aeropuerto. Y justo en ese preciso momento aparece un mayordomo que se encarga de sus maletas, sus pasaportesy hasta le conduce en un buggie por las lujosas tiendas de la terminal o le deja a las puertas del travel-spa. ¡Me apunto, Jeeves!

La otra tela de la luna

Viernes, 17 Julio 2009

Ya que con la conmemoración de la llegada del hombre a la Luna nos vamos a saturar de relatos tan grandilocuentes como seguramente  aburridos voy a contar dos pequeñas historias poco conocidas, pero curiosas y divertidas. Ambas comparten un ingrediente tan poco heroico como un simple trozo de tela, aunque con distinta suerte. La primera trata de cómo el gobierno norteamericano quiso evitar que una empresa concreta se apuntase el tanto de haber confeccionado la bandera de las barras y estrellas que los tripulantes del Eagle plantarían en la superficie lunar. Para ello, la NASA compró banderas a los principales fabricantes del país y escogió una para la histórica ocasión sin especificar la procedencia, de modo que ningún proveedor pudo colgarse esa medalla y hacer, literalmente, el agosto en ese verano de hace 40 años.

Pero el celo que las autoridades emplearon con la bandera no se aplicó a la ropa interior de los astronautas. A nadie del gobierno se le ocurrió pensar que la marca de los calzoncillos anti-gravedad que protegían la intimidad de Armstrong, Aldrin y Collins se convertiría en un auténtico must de la temporada del 69 -precisamente. Así que aquel memorable día la Humanidad dio un gran paso, pero Jockey Underwear lo dio aún mayor.

Yo tenía una granja al pie del Empire State…

Martes, 14 Julio 2009

Las Karen Blixen de hoy ya no tienen una granja en África, al pie de las colinas de Ngong, sino una soleada azotea en Manhattan, llena de tomateras, al pie del Empire State. Leo en el New York Magazine que el Sunday brunch está en franca decadencia desde que los urban hippies han puesto de moda dedicar las plácidas mañanas dominicales a cuidar los huertos orgánicos, al más puro estilo Michelle Obama, con los que dan un toque ecochic al perfil de NYC. Así que, ya sabes: saca el granjero que llevas dentro desde que Charles Ingalls se adueñó de las sobremesas televisivas de tu más tierna infancia y transforma la azotea de tu bloque en una sucursal urbanita de la huerta murciana. Yo apuesto por un próximo remake de la Casa de la Pradera con el sugerente título de “La granja de mi azotea”.

Nota al pie: Gracias a todos los que se han interesado por el estado de mi ojo. Estoy recuperándome de un despredimiento de retina -que me ha dejado de momento casi tan cegata como la mayor de las hermanas Ingalls. Pero como (vosotros sí ) veis sigo fiel a mi cita con el blog gracias a la colaboración de mi “lazarillo virtual”. 

Bicis de bambú para el Tour más fashion

Jueves, 9 Julio 2009

Ya he comentado que últimamente la bicicleta es objeto del culto más cool. Aprovechando que el Tour pasa hoy por Barcelona propongo el modelo más fashion de bici para los que aspiran a ser algo más que meros esforzados de la ruta. Ni fibra de carbono, ni modelito vintage, ni tecnología de la NASA: la bici auténticamente in está hecha de… bambú! Esta simpática caña de origen chino es hoy la materia de la que están hechos los cascos de las estupendas que se deslizan por las pistas de Kitzbühel (como ya conté en uno de mis posts) y las terminales de aeropuerto firmadas por los starchitects de turno. El bambú reúne todos los requisitos de lo ecopolíticamente correcto.

Nota al pie: Se recomienda no aparcar esta joya cerca de un panda en ayunas…

Querida señorita Francis 2.0

Domingo, 5 Julio 2009

Se llama Cooper Ray, y, sí, a mi también me recuerda a Truman Capote (Apuesto a que le encanta ir a Tiffany, pero al auténtico y genuino). Este “preppy” con aspecto de pasar el verano en Martha’s Vineyard es el tipo de oráculo fashion que ahora se lleva en internet. El oficio de Mr. Ray no es otro que ofrecer consejos digitales desde el célebre blog Social Primer sobre etiqueta y buenas maneras a una nutrida corte de seguidores preocupada por cuestiones novedosas como “etiqueta de e-mail y la BlackBerry”, o más tradicionales, del tipo cómo dejar los cubiertos cuando se termina el segundo plato, o cómo ir vestido al funeral del rey del pop.

El señor Ray no está solo en este revival de la Señorita Francis. En la era de la interactividad, infinidad de blogs apuestan por responder las preguntas de toda índole que formulan los lectores a título personal. También los grandes medios tradicionales se apuntan a la tendencia. The Guardian y The New York Times están abriendo secciones similares, donde sus todopoderosos críticos bajan ahora de sus pedestales para charlar con el pueblo llano y responder a sus particulares dudas. En este sentido, me llama la atención la sección denominada The Concierge de mi admirada T Magazine del Times. En ella, la célebre crítica gastronómica Christine Muhlke responde a los consejos que le piden los internautas. Hay preguntas verdaderamente antológicas dignas de Sexo en Nueva York: Dear Concierge: “Me acabo de divorciar y mi ex viene a la ciudad por unos asuntos de trabajo. Ella es curator en una galería y odia los sitios de moda, pero quisiera llevar a un restaurante muy cool para que no piense que sin ella no son más que un paleto…. (Traducción muy muy libre). Pero mi consultorio preferido es, cómo no, el de la revista Wired, con sus toques irónicos y futuristas. Reproduzco una de las últimas preguntas dirigidas al señor sabelotodo (sic): Dear Mr Know-it-All: Me he hecho un test personal de adn en 23andMe y me da un porcentaje de padecer cancer de próstata en un futuro muy superior a la media. ¿Debo confesárselo a mi prometida? En fin, si la legendaria y radiofónica señorita Francis levantara la cabeza, en el fondo, descubriría que no hemos cambiado tanto como pensamos.