Blogs

Enfoque, despare y compre

Si Holly Golithly, la protagonista de Desayuno en Tiffany, fuera una jovencita de nuestro tiempo, es bastante probable que en sus visitas a los escaparates de la célebre joyería neoyorquina se hiciera acompañar por su móvil. Con la pequeña cámara de su teléfono, haría fotos a esas joyas que le hacían soñar y olvidarse de los días melancólicos. Su retrato junto al escaparate tomado por algún amigo sería su imagen en FaceBook. Hasta aquí, todo más o menos previsible. Pero quizá en un futuro podría hacer algo más. La tienda de la diseñadora Norma Kamali, en Manhattan, nos sitúa en esa vanguardia hasta hace poco insospechada. A cualquier hora del día o de la noche, sea festivo o nieve, alguien pasa junto a su escaparate. Ve algo que le atrae. Saca su iPhone o su móvil conectado a internet. Hace click con la cámara y… ¡voilá! No sólo ha capturado la imagen sino que ya es dueño de su objeto de deseo. He leído la historia en The New York Times y me ha hecho pensar en cómo compraremos en el futuro. En su día me sorprendió que Faberge lanzara una agresiva estrategia de venta on-line gracias a una sofisticada web diseñada por IBM, pero el salto del escaparte a la web me parece igualmente interesante. En fin, habrá que estar preparado para el interesante impacto de la revolución digital en el mundo del retail.     

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags:

Una respuesta a “Enfoque, despare y compre”

  1. Jose Dice:

    No sé, me parece que la experiencia de la compra en esta clase de artículos es tan importante como el objeto en sí. Francamente, no me imagino a Vilches conformándose con la fotito…

Deja tu comentario