Blogs

La esquizofrenia del freelancer

Las previsiones sobre empleo no son optimistas. Los expertos predicen un aumento de freelancers en una sociedad donde se contrae la actividad económica, sube el paro, se tiende a lo flexible y aumenta el número de trabajadores de cuello blanco despedidos. Yo soy freelancer desde hace ya siete años. (Según un amigo, sólo porque me gusta como suena, porque en realidad ni siquiera se lo que quiere decir). Ser periodista freelance tiene muchas ventajas, por ejemplo: nunca tienes que oir aquello de “Rodríguez, recoja sus cosas”. Simplemente ves que esa revista para la que has escrito relisiosamente los últimos cinco años, un buen día te deja de llamar.

Dicen que los encargos serán cada vez más escasos, más exigentes y más a última hora. Recientemente me ha pasado algo que corrobora esta teoría. Con motivo de una nueva publicación,  me ofrecí como colaboradora. Mi propuesta fue bien aceptada inicialmente y me puse a buscar temas con la ilusión de una recién licenciada. Durante un par de meses envíe unos cuantos mails a la redacción para ver cuál de los temas que les había propuesto les había parecido de más interés.  No obtuve ninguna respuesta. Mi ilusión por esta posible nueva colaboración en un medio de prestigio se desvaneció… Un viernes a las ocho de la tarde recibo una llamada del redactor jefe. “No te puedes hacer una idea de lo liados que estamos, perdona, veras tal y cual….. Pero bueno, por fin te vamos a encargar un reportaje. Lo tienes que entregar el domingo. Sí, lo de siempre, declaraciones, datos, el toque humano, localiza unas cuantas fotos en alta resolución….Ah, ¿qué tienes niños, tu marido está de viaje, tú tienes un trancazo? Pues nada, pasamos al siguiente colaborador de la lista….Ah bueno, que crees que podrás apañarte. Sabía que podía contar contigo! Cuando alguien dice que la crisis es una oportunidad, no les falta razón, una gran oportunidad para cometer este tipo de atropellos.

Nota a pie. Sí, a mi también me hubiera gustado darle un corte de mangas… y por cierto el reportaje era de lo que nosotros llamamos “nevera”, es decir, nada sujeto ni remotamente a la actualidad.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

3 respuestas a “La esquizofrenia del freelancer”

  1. Jose Dice:

    Pues sí, Vilches, esto de las colaboraciones cada vez se parece más al Gran Bazar: tú vas a por la plata con tu presupuesto y sales con sus baratijas y sin un duro…

  2. Ito Dice:

    En realidad si están tan liados no se van a dar cuenta de si les haces un refrito. Y si se dan cuenta les puedes decir que por lo que te pagan qué más querían.
    Yo lo hago mucho

  3. vicky-vilches Dice:

    Pues tienes razón Ito, tomaré nota… y ya te contaré. El otro leía que los periodistas que toman de aquí y de allá, es decir, los que no realizan informaciones propias, se llaman “curator journalist”, eso sí que es una forma cool de refritear…

Deja tu comentario