Blogs

Fiesta en Colette y odisea en Charles de Gaulle

Este post nació con la clara vocación de ser el más cool del año. Dos días en Paris con un programa que incluía fiesta en Colette para la presentación del Gabinete de Curiosidades de Thomas Erber, desayuno en Costes con el editor de Gatsby, curiosear por la antigua piscina del Hotel Lutetia reconvertida espectacularmente en la primera tienda de Hermes en la rive gauche, comida en el Hotel Royal Monceau, lo mejor de Philippe Starck que he visto en mi vida… Todo esto lo he hecho y prometo que lo iré contando… pero quizá no estoy en condiciones psicofísicas de hacerlo en este momento… Abandono mi puesto de trabajo, espero que sin causar prejuicios, ni desencadenar estados de alarma. No creo que sea necesario militarizar mi modesto blog. Sí, lo han adivinado… Mi vuelta de Paris ha sido una odisea que ha incluido unas cuantas horas de espera y desconcierto monumental cuando llegué el viernes por la tarde al aeropuerto de Charles de Gaulle, búsqueda kafkiana de alguna manera de volver a Madrid y largo y curioso viaje de retorno. Tren nocturno Paris-Irún amenizado por los ronquidos de mis desconocidos compañeros de literas, autobús Irún-Bilbao, nuevo autobus (tras unas cuantas horas de espera) a Madrid, con técnica y gélida parada en una nevada Lerma. ¡Quién me iba a decir a mi hace dos días que mi escapada a lo más cool de Paris iba a terminar con un pincho de morcilla de Burgos! Si esto no es turismo experimental…  

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

2 respuestas a “Fiesta en Colette y odisea en Charles de Gaulle”

  1. David Dice:

    Jajaja, a los bon vivants que nos quedamos en Madrid no nos pasan estas cosas!! Feliz regreso a casa!

  2. Ito Dice:

    La próxima vez te reservo mesa en la Cultural de Saucelle. Te recomiendo las patatas meneas.

Deja tu comentario