Blogs

Archivo de Marzo, 2011

Heterodoxia chic

Lunes, 7 Marzo 2011

Mañana estoy invitada a uno de esos saraos que uno nunca sabe que ponerse para no desentonar. Claro que, como también va Carmen Lomana entre otras “celebrities” locales, aunque me ponga el modelito de terciopelo azul que llevé a la boda de mi prima Loles, seguro que nadie me acusa de ir “overdress”, que es como se llama ahora a ir “demasiado arreglada” a un sarao.

Esto del dress code se ha complicado muchísimo últimamente. En sendos programas de los viajes que he realizado últimamente me he visto sorprendida por las denominaciones “casual chic” y “smart casual”, que son esas frases dignas de las revistas de moda pero poco prácticas a la hora de orientar a alguien en la indumentaria apropiada. En realidad, ambas apelan al “arreglada pero informal” de toda la vida, pero claro, dicho así suena infinitamente menos cool.

Y para fórmulas verdaderamente cool, la campaña de Unconventional Chic que acaba de lanzar Lacoste. La supertop Anja Rubik la borda con un vestido de lentejuelas a lo chica bond y un polito blanco de niña bien encima. Claro que si una no tiene el cuerpazo-estilazo de esta polaca que quita el hipo, estos alardes de heterodoxia chic pueden terminar en un desastre estilístico digno de Ana Rosa Quintana. En fin, que mañana, al palacete del sarao me planto mi pantalón negro y una camisita idem y a correr…. (Eso sí, todo de Felipe Oliveira, para que la cosa quede entre cocodrilos). 

Nota a pie: Tengo un bolso de John Galliano de hace un par de temporadas que me chifla. No se si llevarlo y quemarlo en medio de la fiesta, grabarlo y subirlo a Youtube, o subastarlo en eBay.

El experimento 271

Jueves, 3 Marzo 2011

Pasados 727 días (y 271 posts) desde que este modesto blog de tendencias viera la luz, decidí abrir un paréntesis de un mes para comprobar cómo era la vida sin la coolumna. Sí, ahora lo cool es lo off-line, sentarse cualquier lunes al sol o la sombra y mirar al cielo sin estar hiperconectado, pegado al móvil, al iPad, al iPhone o a la BB. Lo recomiendo. Naturalmente, esta actitud antisistema del bloguero cool que reniega de internet queda muy warholiana pero es obviamente insostenible. Por lo menos en mi caso.

Mi paréntesis virtual, por otro lado, ha sido muy productivo en la vida real. He tenido el enorme privilegio de compartir mesa (sin mantel) con Heston Blumenthal en su nuevo restaurante Dinner, en el Mandarin de Londres. Imprescindible y un encuentro totalmente imborrable. He conocido la obra de Karim Rashid en el nuevo nHow Berlin. Un alarde de creatividad y decibelios. He disfrutado del sensacional spa firmado por Alvaro Siza en el espléndido Vidago Palace. Y por último, me he hecho con una de esas botetillas de Coca Cola para las noches de gala, que serán lanzadas próximamente en algunos clubs de diversas ciudades europeas. Porque sin internet puedo pasar una temporada, pero sin mi Coca- Cola… eso ya lo veo más difícil.

Nota a pie. Al margen del experimento 271, los responsables de eleconomista.es me requieren para otros menesteres, por lo que a partir de ahora ya no postearé con la misma frecuencia. Gracias a todos por haber acompañado tan asiduamente a la coolumna en estos años.