Blogs

Archivo de la categoría ‘lujo’

El garaje de Ralph

Mircoles, 29 Diciembre 2010

La versión genuina de Vanity Fair (la patria se empeña en copiar al ¡Hola! y saca en portada a Isabel Preysler y familia) se asoma en el número de enero al garaje-museo de Ralph Lauren. El responsable de vestir casual a José María Aznar y a media humanidad pija con las camisas del caballito y el jugador de polo, posee una de las colecciones de coches más valiosas del mundo, como se puede ver aquí. ¿Decadente, cool, ostentosa, wow o sencillamente una pasada? En cualquier caso, este tipo de reportajes enganchan. El estudio de arquitectura A-cero, artífice de los casoplones de ese ghetto para ricos y famosos que es La Finca, está ofreciendo un lamentable espectáculo televisio sobre cómo se vive en sus mansiones, sólo comparable al exhibicionismo barriobajero practicado en Gran Hermano. En plena crisis, el lujo es la mejor evasión… aunque sea catódico o de garrafón.

Lujo asiático en París

Sbado, 18 Diciembre 2010

Hoy se inaugura en París el hotel Shangri-La, llamado a convertirse en un referente en la hostelería de lujo de la capital francesa. El nuevo establecimiento, que se levanta en un antiguo palacete de la familia Bonaparte cercano al Trocadero, puede presumir de las suites con mejores vistas de la Torre Eiffel. Cuando estuve hace dos semanas en París me enseñaron el legendario Royal Monceau, operado tras su reapertura por la cadena Raffles, un nombre legendario en hostelería gracias a su homónimo hotel de Singapur. He de confesar que la visita me dejó impresionada,  no sólo por el extraordinario trabajo de Philippe Starck, sino por el nivel de servicio y por su catálogo de novedades. (¡Por fin una tienda de un hotel se parece a la de un buen museo!). La próxima primavera se producirá la esperada apertura del Mandarin Oriental, otro antiguo palacio situado en rue Saint Honoré. Es decir, en el plazo de seis meses, tres cadenas de lujo asiáticas de primera, Shangri-La, Raffels y Mandarin, contarán con hoteles emblemáticos en una de las ciudades más importantes del mundo, en cuanto a turismo y vida cultura se refiere. El desembarco de las nuevas fortunas asiáticas en forma de visitantes repletos de renminbis y con la Centurion en la cartera a las grandes ciudades europeas se prepara…. pero por lo que parece no necesariamente van a hospedarse en el Ritz.

Nota a pie. Aprovecho para comentar que uno de los pabellones de Versalles se reconvertirá en un exclusivo hotel, y que, según leo en la prensa de hoy, la reforma del Bernabeu también incluirá un lujoso establecimiento hotelero.

Galeries Lafayette abrirán en Pekin

Mircoles, 24 Noviembre 2010

Esta noticia puede parecer baladí con la que está cayendo en Irlanda, los mercados, las Coreas y demás…. O quizá no lo sea tanto. Desde que oí a un Premio Nobel de Economía decir que parte de la actual crisis financiera se debe al exceso de ahorro de los chinos, estas noticias me las tomo de otra manera. ¿Y qué mejor para alentar el consumo amarillo que sembrar en Navidad la Plaza de Tiananmen con lucecitas de colores (rojas, preferiblemente)?, ¿Qué mejor medida de reajuste económico global que el emergente desembarco de buques insignia del shopping occidental como Ikea o Galeries Lafayette? Los grandes almacenes parisinos abrirán en Beijing en 2014, gracias a una joint venture con una empresa de Hong Kong. Y luego vendrán otras ciudades. Lo dicho en otro post: Háohuá! Y olvidémonos del G-20, el Fondo Monetario Internacional y los planes de rescate.

Háohuá

Jueves, 11 Noviembre 2010

 

Algún día no demasiado lejano, tendremos incorporado un aparatito en la laringe de tal modo que hablaremos nuestro propio idioma pero nuestro interlocutor nos escuchará en su lengua materna. No, no es ciencia ficción, leí hace tiempo en Wired un reportaje al respecto sobre un prototipo que utilizan ya en la US Army y que será muy útil en las misiones del futuro compuestas por contingentes de tantos países. Mientras tanto, lo mejor es aprender el lenguaje que hablan los poderosos. Me ha llamado la atención en Florencia la cantidad de asiáticos que trabajan en las tiendas de lujo. Japoneses, supongo… ¿o tal vez chinos? En Galerías Lafayette pude comprobar hace poco que ya tienen sus célebres mapas de Paris impresos en chino y que han incorporado empleadas de esta nacionalidad a sus departamentos más lujosos. Hermes acaba de lanzar una nueva marca, Shang Xia, orientada a este prometedor mercado oriental, convertido ahora en la gran esperanza para la industria del lujo. El Museo de Arte Contemporáneo de Shanghai celebrará próximamente una macro exposición sobre Coco Chanel y a nadie se le escapa que la muestra es una estrategia de la marca para posicionarse entre los potenciales consumidores locales. No deja de sorprender que el gigante comunista sea visto ahora como la tabla de salvación de los productos “high end” europeos. Lujo se dice en chino háohuá (transcripción fonética, más o menos) y la verdad es que la palabra suena justamente a jauja, que es precisamente lo que las marcas del viejo continente esperan encontrar en el paraiso amarillo.

48 horas en Milán

Martes, 5 Octubre 2010

Segundo mandamiento del decálogo cool: dejarse caer al menos un vez al año -preferiblemente dos- por Milán. Et voilá! He aquí un resumen un tanto apresurado de lo que ha dado de sí mi peregrinación al templo de las tendencias del diseño.

Efectivamente, y como dijo no recuerdo qué gran director: Italia es un país de buenos actores y si hay alguno malo, éste se dedica al cine. En este gran plató que es Milán, 48 horas dan para un buen largometraje. Paisaje, personaje y atrezzo de primera. Imposible ponerle título a la película (¿Milagro en Milán?, como aquel clásico del neorrealismo) En calidad de turista y sin necesidad de recurrir a ninguna acreditación como periodista, he visto en acción a Berlusconi en plena ”Fiesta de la libertad” (léase mítin); a su Eminenza el Cardenal Arzobispo de Milán, Tettamanzi (papable en su día), oficiando en un Duomo repleto de uniformados, en la misa del 150 Aniversario de la creación de la Guardia Urbana; a un montón de anónimas y escuálidas top models en las postrimerías de la Semana de la Moda de Milán comiendo media hoja de lechuga en el sushi bar de La Rinascente. Anónimas y no tanto. ¿Será posible que en el plazo de tres semanas haya visto en dos ocasiones a Naomi Campbell en dos ciudades distintas y por casualidad? Esta vez  no ha sido en el Cipriani, sino en el Bulgari Hotel, otro resort que es una auténtica joya a tiro de piedra de Montenapoleone. 

Como no podía ser de otra manera, aproveché para ver algún hotel que otro. Maison Moschino abrió hace unos meses en la antigua estación de tren que unía Milán con Monza. Interesante y divertido. Lleno en la Fashion Week. Finalmente me alojé en el NH Touring, excelente relación calidad-precio y muy bien situado. Buen ambiente urbanita cool y fauna fashion sin caer en excesos. Para bolsillos con más poderío y logo-victims pronto abrirá el Hotel Armani. Visité la tienda y el café. Nada que resaltar, excepto la interesante librería junto al Café Armani, dentro del complejo, dedicada al diseño y a la moda. Si en la época de Coco Chanel, las grandes firmas de moda comenzaron a explotar el filón de la perfumería, ahora es el turno de los cafés, hoteles y “sitios de experiencias”. En Milán convive el logo a gogo de las grandes marcas con exquistios establecimientos pequeños, tan creativos como recónditos, que merece la pena visitar en calles como Via Brera o el barrio de los antiguos canales. Y lo mejor de todo es que uno puede encontrarse a la vuelta de la esquina con una tienda como Skitsch, con todas esos diseños alucinantes de los que tanto hablo en este blog. Pero esta vez, sí, los he visto en vivo y en directo. Como la fantástica bicicleta estática Ciclotte, de Luca Schiappati…. diré que tomen nota en mi centro de rehabilitación. Por de pronto, me compré un paraguas asimétrico del que hablé en una ocasión y cuya forma permite que puedas ver por delante y que no te mojes por detrás. Y como broche final: la visita al templo de los templos, 10 Corso Como. Alucinante, naturalmente. Lástima que exploten tanto su propio brand…. lleva camino de dejar de ser tan cool.  

Los huevos de avestruz de Louis Vuitton

Lunes, 13 Septiembre 2010

Con el fin del verano retomamos el noble oficio de ir de escaparates, que, como ya he dicho en alguna otra ocasión, es el deporte preferido de Tom Wolfe. Si el padre del nuevo periodismo se pasea estos días por la mítica Bond Street (quizá se compre allí los zapatos blancos que hacen juego con sus célebres trajes a tono) encontraría algo que creo que merece la pena.

La tienda de Louis Vuitton en el corazón de Londres sorprende a los paseantes con un escaparatismo centrado en los huevos de avestruz. Lo interesante de la propuesta es que cada tres o cuatro días, se abre uno de estos huevos mostrando un nuevo zapato, bolso o complemento.

La historia me ha recordado un poco a los célebres huevos Kinder sorpresa que tanto gustan a los niños, pero en este caso para los más creciditos (y no por ello menos caprichosos). Aunque la marca no es precisamente de mis preferidas, me quedo con la idea de diseñar escaparates dinámicos en la línea de las instalaciones que hemos visto en otros establecimientos de lujo.

El cavallino rampante y la manta raya

Martes, 31 Agosto 2010

De un tiempo a esta parte me he encontrado con diferentes edificios singulares inspirados nada menos que en la manta raya, como he comentado en otros post. Empiezo a pensar que es el bicho cool del momento, la fuente de inspiración de los arquitectos a la última, aunque tampoco descarto la idea de que lo que sucede es que, sencillamente, se copian unos a otros. Sea como sea, al espacio-puerto de Foster&Partners que se construye actualmente en Nuevo México y al interesante hotel de Soneva Kiri en Tailandia, se suma ahora la espectacular silueta del Ferrari World de Abu Dhabi. El complejo abrirá sus puertas el próximo 28 de octubre para deleite de los seguidores de la escudería del cavallino rampante. Ya no hay que ir a Maranello, sino perderse unos días en el desierto para jugar a ser Fernando Alonso. Suponemos que habrá fiestorro por todo lo alto. Los que se dejen caer por allí y deseen ser tratados a cuerpo de jeque, tendrán su mejor opción en el fabuloso Yas Hotel, inaugurado el pasado noviembre y emplazado en el propio circuito de Fórmula 1.

A golpe de petrodólares,  el estudio neoyorquino Asypmtote Architecture firma este espectacular proyecto que tanto ha dado que hablar en las revistas especializadas por su extraordinaria envoltura de láminas de acero y su no menos espectacular despliegue de medios.

Al frente del citado estudio se sitúan Hani Rashid y Lise Anne Couture, una pareja de lo más postmoderna, como ahora se estila en los tandems de última generación: multicultural,  multirracial, multilingüística, en definitiva, multicool, más incluso que los Obama. A su lado, las chicas de Sexo en Nueva York parecen siemples marujas. Apuesto que se han conocido en un postgrado en Harvard o Yale.

Con este look deberían protagonizar una comedia romántica o una serie televisiva sobre las peripecias de los globalitas high tech.

Nota a pie. Y hablando de arquitectura, mañana me voy por unos días a Venecia. Prometo volver con todas las novedades de la Bienal.

Yoga entre viñedos

Lunes, 30 Agosto 2010

Cuando uno va a un pueblo perdido en la rioja alavesa, seguramente lo último que piensa encontrar es un grupo de jóvenes neoyorquinas como salidas del número de septiembre de Vogue o de un capítulo de Sexo en Nueva York. No, no era un shooting de moda, ni un casting, ni un reality de ningún tipo. Simplemente se trataba de un grupo de amigas de la Gran Manzana que habían apostado por unas vacaciones diferentes: nada menos que cruzar el charco para llegar a un pueblecito riojano, alojarse durante nueve días en el Viura, el hotel más cool y chic de la zona y tener habilitada una gran sala con vistas al campo donde practicar cinco horas diarias de yoga. Eso sí, después de las sesiones dedicadas al “ommmm”, el plan no era otro que recorrer en cuadrilla las mejores bodegas y restaurantes riojanos y probar los mejores caldos y maridajes. En cierta ocasión leí que en Napa Valley (California) se imparten cursos de yoga entre viñedos, pero no pensaba que algo similar se estilara por estos lares, francamente. En la Toscana, me comentó una de las acólitas de Carrie Bradshaw, hay demasiados turistas y España les ha parecido mucho más divertido que California. Tanto es así que piensan repetir el plan el próximo año.

Por mi parte, ni practico el yoga ni puedo beber vino, pero tenía muchas ganas de conocer el hotel Viura, una de las aperturas más aclamadas de la temporada. Y, la verdad, también me gustaría repetir el próximo año. Esta interesantísima mezcla de arquitectura de vanguardia, diseño a la última y espíritu slow se levanta en el pequeño pueblo de Villabuena de Álava (no más de 400 almas y 50 bodegas censadas), en medio de hectáreas de cepas y a escasos kilómetros de las principales poblaciones de la región y de sus más emblemáticas bodegas.  El Viura se enfrenta en las próximos semanas a su “primera vendimia” con un programa especial que permitirá a sus huéspedes recorrer viñedos cercanos, ver cómo se seleccionan las uvas, y en definitiva, disfrutar de todo el interesante proceso que nutre al enoturismo, ahora tan boga. Estoy convencida de que pasará la prueba con toda clases de éxitos. El Viura es de esos hoteles que dejan huella. En la arquitectura y el proyecto de interiorismo se nota la mano atrevida y resuelta del guipuzcoano Juanjo Arrizabalaga, de la innovadora designhouses. Y en la gestión del hotel, cómo no, la de Pablo Carrigton y MHM. Un dúo que parece estar en sintonía perfecta y bajo feliz inspiración para garantizar estancias inolvidables. ¿Será que practican yoga entre viñedos?

Cap Rocat, lujo en las troneras

Domingo, 15 Agosto 2010

Uno de mis jefes me sugirió hace un mes vía e-mail hacer una pequeña escapada a este nuevo hotel de Mallorca para escribir la pertiente reseña de lo que prometía ser la sensación del verano. El encargo duró algo más de quince minutos, el tiempo suficiente para que me diera tiempo a bucear por la página web de Cap Rocat y sentirme flotar en la exquisita atmósfera de este nuevo y lujoso enclave con vistas a la bahía de Palma. Un segundo correo me anunció un cambio de planes. El jefe había decidido desplazarse a Mallorca él mismo y hacer la reseña personalmente. (Esta visto que, por unos motivos o por otros, las crónicas de este verano bien podrían llamarse “Sitios maravillosos que por ahora no voy a visitar”). La otra semana ví la reseña del hotel en el suplemento de estilo de The New York Times y me volví a acordar de mi frustrada escapada.  Ayer me llamó un amigo desde allí y hoy me encuentro con la crítica de su restaurante en un suplemento dominical. En definitiva: he decidido dedicarle mi post de hoy para conjurar esta especie de crónica no escrita que me persigue. (Hay una teoría que dice que son las noticias las que eligen a los periodistas y no al revés y hasta que no le das forma no te dejan en paz. Y este parece el caso.)

Cap Rocat nace con la ambiciosa vocación de convertirse en un nuevo referente del lujo. Lujo cool, lujo slow, lujo ecolo, lujo autóctono…. Parece que tiene un poco de todo lo anterior. El hotel se sitúa al sur de la bahía de Palma, en una antigua fortaleza militar reconstruida y espléndidamente puesta a punto por su propietario Antonio Obrador, mallorquín y decorador de cabecera de las mejores mansiones de la isla: Escarrer, Fierro, March…. 22 de las 24 suites se sitúan en las antiguas troneras de los cañones, con terrazas al borde del acantilado. El antiguo polvorín se ha transmutado en un singular chill out.

Detras de este proyecto no sólo está el probado buen gusto de Obrador, también el toque que Pablo Carrington confiere a sus proyectos de gestión de hoteles a través de su firma MHM. Carrington, de aspecto aristocrático y apasionado de los aviones, es uno de los nombres más interesantes de un panorama hotelero patrio que pide a gritos savia nueva con ganas, energía, sensibilidad y sentido para acometer proyectos singulares y excusiones que, por el momento, disfrutan nuestros jefes. 

Comporta, el nuevo (y secreto) paraiso cercano

Lunes, 2 Agosto 2010

Comporta. Atención al nombre de esta localidad portuguesa que empieza a dar que hablar entre los “happy few”. Ya lo han apuntado en sus agendas de destinos veraniegos, trendsetters como Jackques Grange y Christian Louboutin, que disfrutan de sus aguas paradisiacas, sus playas de arena blanca y sus alojamientos boho-chic como CasasNaAreia. Sí, tiene un aire a Ibiza, pero a la Ibiza de hace cuarenta años. Lo que parece emerger como nuevo destino de la jet, es un viejo conocido del establishment portugués más poderoso. La familia Espiritu Santo (propietaria ahora del Hotel Villamagna, en Madrid) respalda proyectos turísticos en esta localidad situada a unos 125 kilómetros al sur de Lisboa, en medio de parques naturales de extraordinaria belleza. Es el Alentejo cool. Nada menos que el empresario hotelero Adrian Zecha, fundador de la superexclusiva cadena Aman Resort se ha fijado en este idílico destino y se espera la apertura de AmanDuna en Comporta para el próximo año. Y por si todo esto fuera poco, un grupo de empresarios portugueses respalda la candidatura de Comporta para acoger la Ryder Cup de 2018 (sí, la misma en la que compite Madrid).

Es imposible saber por ahora dónde veremos en esa fecha a los mejores jugadores del circuito de golf, pero lo que parece claro es que hay una buena operación de marketing en favor de este exclusivo destino detrás de esta candidatura. Una nueva estrella de lujo emerge en la costa atlántica portuguesa. Sin las aglomeraciones del Algarve, ni el punto decadente de Estoril. En definitiva, habrá que dejarse caer pronto por allí. Pero no se lo diremos a nadie, o dejará de ser nuestro nuevo (y secreto) paraiso cercano.