Blogs

Archivo de la categoría ‘publicidad’

Buena Nueva High Tech

Lunes, 27 Diciembre 2010

Es cierto que a veces, tras los quebraderos de cabeza en El Corte Inglés o en la tienda cool del Palais Tokio, como comentaba en el post anterior, nos olvidamos del primitivo significado de la Navidad. Eso mismo ha pensado una organización cristiana del Reino Unido y ha lanzado esta curiosa e impactante campaña navideña, cuyos anuncios concluyen hoy. Menos de diez palabras y una poderosa imagen para recordar que todo este lío que hoy nos traemos rememora el nacimiento de Jesús.

Operación burkini

Lunes, 14 Junio 2010

Estos días que las portadas de las revistas nos incitan (casi nos obligan) una vez más a emprender la “operación bikini”, a adelgazar unos kilitos para poder lucir tipazo este verano, a emprender la dieta de la media hoja de lechuga… me he acordado de esta genial campaña de publicidad realizada recientemente por la agencia holandesa N=5 para la cadena de gimnasios locales Fitness First. La cosa funciona como sigue: el paciente urbanita llega a la parada del autobús. Mientras espera a que aparezca su medio de transporte toma asiento en el pequeño banco bajo la marquesina. Y  ¡voilá! se ve sorprendido por esa cifra temida que señala su propio peso, esos dígitos malditos a los que cada mañana da esquinazo en el cuarto de baño. Esta mezcla de publicidad interactiva, marketing de guerrilla y puro talento creativo me parece sencillamente genial. Cuando vea algo parecido en mi ciudad, y sólo entonces, me pondré a régimen o me apuntaré a un gimnasio… Pero mientras tenga que sufrir las machaconas imposiciones estéticas de las revistas femeninas, me niego a someterme a ningún tipo de dieta. Este verano, en plena polémica sobre el uso del burka en España (no es que esté a favor, naturalmente, pero tampoco estoy a favor de que la imagen pública de la mujer occidental tenga que pasar por la delgadez, la eterna juvenud y la ley del botox) me apunto al burkini.

Nota a pie. Burkini (Bañador especialmente diseñado para las mujeres musulmanas, contracción de burka y bikini, que deja al descubierto parte de la cara, las manos y los pies).

Alicia en el país de la publicidad

Domingo, 7 Marzo 2010

Esta portada de Los Angeles Times del pasado viernes ha levantado la polémica. No es muy frecuente que los grandes rotativos vendan su alma a la publicidad, y cuando decimos alma, decimos la sacrosanta portada, the frontpage, la une. El conocido diario californiano dio este controvertido sí quiero por una cantidad que se rumorea superior a los 700.000 dólares a Walt Disney por la insercción de esta imagen promocional del último film de Tim Burton, “Alicia en el país de las Maravillas”. Y el resultado es lo que se ve en la foto, que sin duda hubiera sorprendido al mismísimo Lewis Carroll. Aunque se trata de una falsa portada (bajo este pliego se esconde la verdadera portada con la información del día) se reabre con ella una vieja polémica. ¿Hasta dónde están dispuestos los medios de información a llegar?, ¿Qué opinan los lectores de estas estrategias publicitarias tan agresivas? El anuncio fue concebido a modo de buzz en la formidable maquinaria de marketing desplegada por los productores previa al estreno y, desde ese punto de vista, no cabe duda de que ha sido un éxito: todo el mundo habla de la campaña. Como dato anecdótico al respecto, el crítico del cine del LA Times calificó el día anterior la película protagonizada por Johnny Deep de “mediocre” y “prescindible”. En definitiva: estoy deseando verla!

Escaparatismo CSI

Viernes, 24 Julio 2009

 Como me hallo en una especie de arresto domiciliario a resultas de mi intervención quirúrgica, hace tiempo que no practico mi deporte preferido, que como saben quienes siguen este blog, no es otro que ver escaparates. Pero visto lo visto, parece que no me pierdo nada del otro mundo. Los lujosos almacenes Barneys de Nueva York, referencia del estilismo cool, han metido esta semana la patita hasta el fondo, demostrando una vez más lo fácil que es perder el norte cuando se quiere ser original o innovador. En un alarde de ingenio más propio de los guionistas de la serie CSI, los estilistas llenaron las vitrinas de sangre y recrearon en su interior escenas de maniquíes representando mujeres agredidas. ¿Qué es lo que querían decir? Pues que se trataba de vestidos por lo que ellas se dejarían matar. Simon Too cool for school Doonaz, director creativo de Barneys, se ha excusado diciendo que él estaba de viaje cuando se montaron los nuevos escaparates, y aunque alienta que su equipo sea creativo, ha reconocido en este caso que “se han pasado de la raya”. Las “creaciones” de Madison han sido ya retiradas despues del pequeño revuelo causado en la prensa neoyorquina. Por lo visto, los escaparatistas tienen la presión de llamar la atención sobre unos transeúntes saturados de mensajes visuales; el tiempo medio que un posible comprador está frente a un escaparate es de tan sólo 11 segundos y en ese tiempo tienen que contar sus “geniales historias” que nos predispongan favorablemente hacia la marca o el producto. O los gustos de las jóvenes neoyorquinas se han vuelto muy retorcidos o hay que estar un poco enfermo para ver ese escaparate y salir deseperadamente a comprar el modelito de marras…

La otra tela de la luna

Viernes, 17 Julio 2009

Ya que con la conmemoración de la llegada del hombre a la Luna nos vamos a saturar de relatos tan grandilocuentes como seguramente  aburridos voy a contar dos pequeñas historias poco conocidas, pero curiosas y divertidas. Ambas comparten un ingrediente tan poco heroico como un simple trozo de tela, aunque con distinta suerte. La primera trata de cómo el gobierno norteamericano quiso evitar que una empresa concreta se apuntase el tanto de haber confeccionado la bandera de las barras y estrellas que los tripulantes del Eagle plantarían en la superficie lunar. Para ello, la NASA compró banderas a los principales fabricantes del país y escogió una para la histórica ocasión sin especificar la procedencia, de modo que ningún proveedor pudo colgarse esa medalla y hacer, literalmente, el agosto en ese verano de hace 40 años.

Pero el celo que las autoridades emplearon con la bandera no se aplicó a la ropa interior de los astronautas. A nadie del gobierno se le ocurrió pensar que la marca de los calzoncillos anti-gravedad que protegían la intimidad de Armstrong, Aldrin y Collins se convertiría en un auténtico must de la temporada del 69 -precisamente. Así que aquel memorable día la Humanidad dio un gran paso, pero Jockey Underwear lo dio aún mayor.

Buscando nubes con Vueling

Lunes, 30 Marzo 2009

Vueling ha puesto en marcha una curiosa campaña de publicidad en el más puro mix de street art, participación ciudadana, guerrilla o street marketing  y viralidad. La cosa es sencilla: van dejando por los sitios más insospechados de la ciudad pegatinas con una boca y unos ojos como los que aparecen en la imagen, luego te piden que las pegues en algún sitio que te recuerde a una nube, que hagas una foto de tu particular “intervención”, que la mandes a su web y que si la consideran la mejor, podras ganar un billete de avión a donde tú quieras. Total que, casi por cero euros, los chicos de Vueling van a conseguir que las ciudades, y de paso internet, se estén llenando de nubecitas fácilmente identiflicables con su marca.  En la letra pequeña se recuerda la obligación de dejar la calle limpia, vamos que quites las pegatinas al terminar. (Pero yo creo que eso es la letra pequeña y la boca pequeña).

El marketing de guerrilla está en alza y también las pegatinas y el poster-art como intervención callejera. Uno de los autores más conocidos de esta modalidad es Shepard Fairey, alias Obey. Su nombre ha saltado al gran público por ser el autor del célebre cartel de Obama que tanta polémica ha causado por los derechos de autor del fotógrafo que hizo el retrato del presidente y que sirvió de base al trabajo de Obey. Yo creo que el cartel es fantástico; el autor se inspira en la iconografía de los carteles soviéticos y sus intervenciones públicas son siempre potentes y polémicas. He leído que hace un mes le arrestaron por última vez, pero igual ahora está exponiendo en la Tate. El caso es que este fin de semana he hablado de todas estas cosas con los chicos que han organizado el Madrid Poster Art 2009, un encuentro internacional de este tipo de street art. La verdad es que yo no frecuento mucho los centros sociales okupados y autogestionados, como el Patiomaravillas,  donde tuvo lugar el certamen, pero la cosa me llamó la atención. Aunque tenían ofertas de patrocinadores, tanto públicos como privados, los organizadores optaron por hacer una cosa “cien por cien independiente”, no querían ningún logo comercial ni ninguna marca junto a sus paredes. Curioso en este tiempos. Algunos de estos jóvenes “antisistema” tienen mucho arte y mucho ingenio y unos blogs que ya los quisieran algunos de los grandes medios. Controlan perfectamente el mundo digital y saben lo que pasa en las calles de todo el mundo gracias a flicker y similares. Mucho tenemos que aprender de ellos. En el caso de Vueling ya han tomado nota.

Alquile su cuerpo al marketing

Lunes, 2 Marzo 2009

Inauguro el mes y de paso una nueva sección nacida al calor de la situación económica en la que daré cuenta de ideas más o menos sensatas para afrontar la crisis: la he llamado Todo a zen. La idea de hoy es literalmente “descabellada” y la ha puesto en marcha Air New Zealand. La idea es sencilla: rápese el pelo, pongase un tatuaje temporal de henna y promocione en su linda cogorota nuestros vuelos. A cambio obtendrá un billete de ida y vuelta desde Europa o Estados Unidos a tan lejanas tierras o 777 dólares en cash (curiosa cantidad que responde al tipo de avión que realiza el vuelo). A la iniciativa se han apuntado unos cuantos expatriados con ganas de darse un garbeo por su tierra, algún que otro aventurero con ganas de pasearse por las antípodas y probablemente alguien con imperiosa necesidad de llegar a fin de mes y poco a pego a su cabellera; lo que inevitablemente me ha recordado a Jo, de Mujercitas.

El “marketing corporal” no es nuevo; de hecho algún que otro jovencito se ha ofrecido en eBay para anunciar algún producto con resultados bastante lucrativos. ¿Será éste el hombre anuncio del futuro? Por la misma senda camina una marca de cosméticos online,  www.feelunique.com, que también ha pagado a unas cuantas entusiastas dispuestas a lucir en sus párpados la dirección de la página web de la empresa y pestañear con parsimonia al modo de las embelesadas alumnas del Dr. Jones en  ”En busca del arca perdida”. 

La idea de los tatuajes temporales también ha sido utilizada por algunas ong para hacer llegar sus mensajes o movilizar causas. Las amigas de nuestra ínclita Penélope Cruz lucieron la inicial de la madrileña en la frente durante las fiestas de la noche de los Oscars. En Inglaterra se ha puesto de moda que las mujeres embarazas luzcan coloridas decoraciones en sus orondas tripas. En fin, no se como será la cosa, pero yo diría que aquí huele a tendencia. ¿Serán los tatuajes de henna los sustitutos de aquellas pulseritas de colores que proliferaron hace unos años por todo tipo de causas?

Muebles de Ikea para el Despacho Oval

Martes, 13 Enero 2009

¡Bravo por la agencia de publicidad que ha ideado está acción de marketing de Ikea! Se trata de una réplica del Despacho Oval instalada en el hall principal de la conocida estación Union Station de Washington DC. Todo exactamente igual que el célebre despacho, excepto los muebles, en este caso, de la célebre firma sueca. El “mock-up” se hace acompañar de diversas vayas publicitarias con el slogan “Abrazando el cambio” y una website www.embrancechange09.com donde los fans de Ikea podrán decorar a su gusto el despacho más poderoso del mundo. (Por ahora sólo hay una cuenta atrás hasta que llegue el día D, no sea que Bush se vaya a enfadar). Ikea ha considerado que su marca se identifica muy bien con la Obamanía: aires de cambio y austeridad. (Claro que lo más barato siempre es dejar los muebles que uno tiene y no ir como un loco a Ikea a redecorar su vida. Yes, we can sobrevivir con los viejos muebles de la abuelita).

Tupperware 2.0

Viernes, 26 Diciembre 2008

No se muy bien si es que echamos de menos los sesenta, tenemos poco tiempo para ver a nuestros amigos o sencillamente la cosa va de retro-marketing, pero al parecer se imponen los viejos usos de las reuniones Tupperware.  Ahora le toca el turno nada menos que a Microsoft, que ha decidido recurrir a la vieja fórmula encuentro entre amigas-merendola-presentación de producto que irremediablemente nos recuerda a los días de Doris Day. El gigante de Reddmon ha contratado los servicios de House Party, una agencia de marketing especializada en este tipo de acciones, que ha reunido a 1.000 anfitrionas de diferentes puntos de Estados Unidos interesadas en celebrar este tipo de eventos en sus propias casas. Yo tenía la creencia de que la batalla de las madres de familia de mi época era precisamente la contraria, es decir, conseguir que sus pequeños se alejaran de esos malditos juegos que parece que les han abducido y resulta que Microsoft piensa que ellas son las mejores embajadoras de marca… Obviamente, lo que se trata de promocionar con estas reuniones son “los servicios familiares” y aplicaciones para social networking y no juegos del tipo Call of Duty. Claro que, si la batalla por ganar adeptos adultos continúa, tampoco lo descarto en un futuro.

No es la primera vez que los genios del marketing y la publicidad recurren a una figura “de confianza” para hacer de anfitrión de un evento festivo-comercial. Conocidas firmas de champagne, por ejemplo, tienen “embajadores de marca”, por lo general vips, prescriptores o cronistas de la jet-set, que celebran fiestas en sus residencias íntegramente financiadas por la firma con la idea de conseguir un “posicionamiento de marca” que las relacione con ese mundo un tanto exclusivo y glamuroso. A este tipo de reuniones privadas han acudido igualmente firmas de moda o de joyería cuando han desembarcado en una nueva plaza. Los espacios personales ganan terreno como escenarios de promoción frente a las un tanto devaluadas alfombras rojas, más expuestas últimamente que la propia Paris Hilton.

PD. Papá Noel es tan listo que me consiguió una agenda de Muji. Y no, no soy embajadora de marca de Muji. Qué más quisiera yo que tener mi casa llena de puñetitas cool gratis total!!

Moonvertising: anuncios en la Luna

Lunes, 15 Diciembre 2008

He leído en algún sitio que la noche del viernes pasado la Luna alcanzó el punto más cercano de la Tierra desde 1993. Si la distancia promedio entre ambas es de 384.000 kilómetros, ese día estuvo a 356.567 km. Esta diferencia hizo que esa noche la Luna se viera un 14 por ciento más grande y un 30 por ciento más luminosa, como se recoge en la foto. Lástima que nos hayamos enterado a posteriori. Y en esas cosas de la Luna estaba yo pensando cuando me crucé ayer con el especial del New York Times Magazine dedicado a las ideas del año 2008. Y he aquí que leo una que me llamó especialmente la atención. En marzo del pasado año, la marca Rolling Rock hizo una campaña en internet y en vallas publicitarias anunciando que en la próxima luna llena su logotipo se proyectaría en la Luna. Bautizó su extraordinaria iniciativa como ”moonvertising”. Pronto se supo que todo era un invento de su agencia de publicidad para crear la célebre viralidad. Se habló mucho de la marca sin necesidad de gastarse un pastón en tratar de iluminar la Luna.

El New York Times Magazine ha querido saber si el moonvertising es técnicamente posible y ha consultado a expertos de la NASA. La respuesta es no…. por el momento. Según sus previsiones, en una década veremos el invento hecho realidad a base de potentes cañones laser. ¿El coste? Elevado, sin duda, pero no muy superior al de una película de alto presupuesto o una semana en Irak. No se porqué, pero presiento que a partir de ahora voy a mirar a la Luna de otra manera… ¿tal vez contando los años que nos quedan de verla así de estupenda?

PD: Con noticias así, no voy a temer más remedio que animarme a escribir la historia de los logotipos, pues el NYT Magazine cuenta que hace años un directivo de Coca-Cola ya intentó algo similiar. Resulta que la marca de calzoncillos que llevaron los astronautas que dieron “el paso gigante para la humanidad” dio el pelotazo y que la tela con la que se hizo la bandera americana más célebre de todos los tiempos jamás se dijo quién la había fabricado, se pidieron muestras a todos los fabricantes de tejidos de EEUU para que nadie se pudiera apuntar el tanto.