Blogs

Entradas con etiqueta ‘Selfridges’

¡Vamos de showpping!

Mircoles, 28 Octubre 2009

Ayer tropecé por casualidad con una palabra que me enganchó: showpping. Estaba escrita en una pared, de hecho creo que era un cartel que anunciaba la actuación de un grupo o algo así; como yo iba en un taxi no tuve tiempo de verlo con más detalle. La he googeleado esta mañana sin demasiado éxito: la mayoría eran erratas de shopping y en realidad no he encontrado nada que haga referencia al sentido que yo le quiero dar al palabro. Pero no importa, porque el término me viene al pelo para describir una tendencia interesante, que no es otra que la mezcla entre espectáculo (show) y consumo (shopping). Especialmente en tiempos de crisis, “The showpping must go on”. Si las tiendas están vacias, más vale que hagas algo diferente, especial, con gancho, preferiblemente en vivo y en directo, para atraer la atención del personal. La Fashion Night Out the Nueva York, celebrada el pasado mes de septiembre en el marco de la semana de la moda, es un buen ejemplo de lo que creo que va a ocurrir en los próximos años: instalaciones pop-up, performances en grandes almacenes de referencia como Saks o Bergdorf’s, apariciones de celebrities (inevitable Vicky Beckham), presencia de diseñadores en sus corners (sí, hasta Oscar de la Renta tuvo que trasnochar), escaparates o instalaciones con modelos de carne y hueso, sorteos, fiestas de diseñadores independientes…. Sí, lo han adivinado, todo un éxito. Una especie de noche en blanco consumista, una tendencia que a otra escala ya están haciendo algunos barrios de diferentes ciudades. Apuesto a que Cibeles tomará nota.

En fin, hablando de espectáculo, de shopping y de escaparates retomo el post anterior y no puedo dejar pasar por alto la manera en que Selfridges está celebrando su primer centenario. Pues bien, en vez de mirar al pasado, pidieron a una agencia de publicidad de Londres, Wieden+Kennedy, que diseñara 26 productos que se pudieran comprar en 2109. 26 productos, 26 escaparates, 26 letras del alfabeto con sus respectivos futuribles. De la A de Airbag Helmet (una casco con airbag para los ciclistas) a la Z de Zero Gravity Paint, una pintura que diera propiedades antigravedad a un objeto. Sin duda, merecía la pena pasarse por los célebres windows de Selfridges. ¡¡Este sí que es showpping y del bueno y no llevar a Paris Hilton a inaugurar una tienda!!

Pop-up en Londres

Martes, 20 Octubre 2009

No es la primera vez que hablo de tiendas pop-up, de hecho, los blogs de tendencias (léase USA y UK) es prácticamente de lo único que hablan últimamente, del mismo modo que los críticos de cine se ocupan de los estrenos. Estoy convencida de que la revolución pop-up va a cambiar sustancialmente el sector retail en los próximos años. Para los no excesivamente familiarizados con el concepto, las pop-up son establecimientos o instalaciones efímeras que abren un par de días o alguna semana, generalmente en localizaciones insólitas o inesperadas para sorprender más aún al consumidor y con una puesta en escena muy cuidada. En muchos casos presentan productos creados para la ocasión, se relacionan con algún evento de la ciudad (New York Fashion Week) y cuentan con la colaboración de artistas y curators, en fin, se constituyen en una especie de “happening consumista-cool” con vocación de convertirse en una experiencia memorable.

Hasta ahora, marcas indies e independientes lideraban el movimiento pop-up, pero veo con agrado que uno de mis grandes almacenes preferidos, Selfridges (feliz 100 cumpleaños, por cierto) se apunta con éxito a la tendencia. Así es que si estás en Londres o piensas ir en los próximos días, puedes pasarte por dos pop-up de lujo. Pierre Koffmann’s estará en el pop-up restaurant de la terraza del impresionante edificio de la capital británica y la sugerente y polémica instalación de helados The Icecreamists continúa en los sótanos de Selfridges hasta el 1 de noviembre. Y frente a esto, la decadencia de nuestro patrio gran almacén por excelencia. ¡Qué inventen otros!   

Nota a pié: Y si vas a Londres, no te pierdas el musical Billy Elliot. ¡Sensacional!