Blogs

Entradas con etiqueta ‘spaving’

Spaving

Lunes, 11 Enero 2010

Pertechada en mi shopping bag XXL, armada de valor, desafiando el frío polar madrileño, me he metido en el fragor de la batalla las rebajas. Mientras revolvía en un montón de ropa interior de La Perla y escondía un pijama al fondo de una estantería para que nadie más lo viera, me he acordado de una palabra que me encanta: Spaving. Claro que estos quiebros “pseudo-intellos” me hacen perder la concentración y, al final, otra jovencita encontró antes que yo la faja fucsia modelo Bridget Jones que promete reducir hasta dos tallas. Spaving es un mix de las palabras inglesas spending y saving y significa algo así como gastar con la sensación de estar ahorrando. Y da en clavo. Esa sensación de llegar a casa con la Visa humeante, quitando las etiquetas de Chanel en el ascensor, pletórica y con una satisfacción interior muy similar al haber abierto una cuenta de ahorro, me fascina. Y luego, lo mejor: fardar con las amigas de la ganga, de lo que te has “ahorrado” en tu shopping por la Milla de Oro, quedar como la campeona de esta nueva casta llamada “smart consumer”. De un tiempo a esta parte, el nombre del juego no es otro que presumir de que vas vestida de Zara. “Qué chaqueta tan mona, ¿es de Prada? No, de Zara”. Y quedas como la tipa más guay de la pandilla, porque claro, lo de ir mona de Prada no tiene ningún mérito, pero si vas de Zara…. es que has sacado la estilista que (al parecer) todos deberíamos llevar dentro. En realidad la película debería haberse llamado “El diablo se viste de Zara”, porque es el imperio de Amancio Ortega el nos hace sacar ese pequeño demonio que llevamos dentro…

Nota a pie. En la imagen, el colmo de los colmos: un bolso de Chanel de piel que supongo que costará un riñón y que inmita a las bolsas de papel que dan gratis en las tiendas de la firma. Lo confieso, me encanta. A este paso, van a hacer bolsos auténticos que parezcan modelos falsos del top manta. Esto sí que sería lo más.

Spaving: gastar con la sensación de que ahorramos

Mircoles, 2 Julio 2008

 

Han llegado las rebajas!! Y con ellas la ansiada oportunidad para comprar esos zapatos color cereza que en realidad no tienen precio, tampoco necesitamos, pero que por alguna extraña razón que no comprendemos pero que inutimos, se han convertido en ese objeto de deseo sin el que no podremos pasar ¡Eran tan caros a principio de la temporada! ¡Sería una tontería dejarlos allí ahora que están con un descuento del 70 por ciento! Cuando los hayas adquirido y te hayas fundido la tarjeta de credito, tal vez te invada una extraña sensación de que en realidad te has ahorrado mucho dinero. Los americanos han inventado una palabra que define perfectamente esta actividad contradictoria de gastar con la sensación de estar ahorrando: SPAVING. Fusión de los verbos gastar (spend, spendig) y ahorrar (save, saving), el palabro da en el clavo para definir una actitud de una sociedad opulenta cada vez más dominada por el consumo de bienes superfluos y de temporada. Y qué mejor para una auténtica fashionista que armarse con una buena escopeta de Prada para salir a la caza de la ganga de luxe.