Blogs

Entre mitos (por lo menos, para mí)

Es la una de la madrugada y aquí sigo, en el IBC de Johannesburgo. Sinceramente, intuía que el trabajo periodístico de un Mundial era maratoniano, pero no imaginaba que fuese tan extenuante. Aunque, claro, sarna con gusto no pica, o eso dicen.  El sábado ha sido largo: boletines informativos a granel en riguroso directo y una charla distendida con el mítico Aron Winter. Bueno, quizá no sea un mito para los futboleros de pro, pero un holandés que ha jugado en el Ajax, Lazio e Inter; que ha ganado ligas, copas, recopas y alguna UEFA y que se divierte hablando conmigo es un auténtico ‘jefe’. Además, le he reconocido al instante porque estaba en el estudio de una televisión holandesa; la pena es que me ha pillado desprevenido y no llevaba la cámara.  No obstante, os prometo que cazaré una instantánea con el bueno de Winter.

Otra vieja gloria que me he encontrado por este IBC ha sido a Enzo Francescoli. Con él he departido un par de minutos sobre sus favoritos para la Copa del Mundo. Dicen que esta gente está endiosada; puede que haya sido así en sus tiempos rutilantes. Ahora no llaman mucho la atención, por lo menos en el centro de emisiones.

Como dudaba si llamarle Enzo o señor Francescoli, me he decantando por la vía intermedia y me he dirigido a él como Príncipe, su apodo legendario. El uruguayo es un tío taciturno, del que casi nadie arranca una carcajada y que da las sensación de imbuirse de todo lo que sucede a su alrededor. Habla de la Copa del Mundo con nostalgia, como si estuviese compungido por no ser partícipe directo de la fiesta. Le comprendo: si yo también hubiese sido uno de los más grandes, también me picaría el gusanillo de ponerme las botas. Afortunada o desgraciadamente, siempre he sido un paquete en esto del fútbol. Bueno, puede que yo también sea una leyenda…cuando descubra de qué, os lo contaré.

Share and Enjoy:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google

Tags: , ,

Deja tu respuesta