Blogs

Archivo de la categoría ‘España’

¡¡¡Toommaaaa!!!!

Jueves, 8 Julio 2010

carlos-vanaclocha.jpg

¡¡¡Tommaaaaaa!!! El griterío en el centro internacional  de prensa resuena en casi todo Johannesburgo. Periodistas de cualquier rincón del mundo se han acercado por nuestro estudio para felicitarnos; tan exaltados como nosotros, se desgañitaban al son de ‘campeones, campeones’.  Aún estoy sobreexcitado, extasiado por una gesta de dimensiones desproporcionadas. El Alemania-España era nuestro partido, el de la historia del fútbol español…obviamente no lo será. Leire Pajín atinó bien con muchísima premura: la nación vivirá un ‘acontecimiento interplanetario’, pero éste no será político, tampoco meramente deportivo. Me dicen desde España que los partidos paralizan al país; todos pendientes de la tele, de Sudáfrica, de ganar y punto.

Porque no es fútbol, es ganar el Mundial y ganarse el respeto del mundo entero. Siempre habían sido los mismos; incluso aquí, en el IBC, la gente tenía consideración sólo por las campeones. El caso más flagrante es de Brasil: vinieron en masa para narrar el sexto título y la mayoría se ha largado con amargura. Brasil era el favorito y Maradona la comidilla diaria de los periodistas. Nosotros pintábamos lo justo…hasta hoy.

Todavía no hemos ganado, pero hemos dejado boquiabiertos a algunos, entre ellos los alemanes. Los de la televisión ZDF  presumían de selección, de una pléyade de virtuosos que iban a pasar el rodillo en semifinales. Por una vez y, claro, sin que sirva de precedente, la gloria puede ser nuestra. Y aunque perdamos, qué más da…nos hemos impresionado a nosotros mismos, con eso me basta.  

En serio, sólo me repito lo privilegiado que soy al poder contaros el éxtasis de Johannesburgo. Cubrir el Mundial, escribiros mis experiencias en Ecodiario  e inmortalizar en la memoria las mejores instantáneas de una Copa irrepetible: eso sí que es impagable. Gracias, muchísimas gracias.

Estos jeques…

Sbado, 26 Junio 2010

estudio-buena.jpg

Mi oficina del centro internacional de prensa parece una tostadora. La calefacción está haciendo estragos y encima los equipos de emisión radiofónica ya desprenden suficiente calor (lógico, están encendidos todo el día). El problema es que el aire acondicionado funciona por unos automatismos que todavía no entendemos. Hemos llamado al operario encargado de estos contratiempos y quizás venga el día de la final. Amigos, lo apuntó muy bien el compositor de la canción oficial de Shakira: ¡Porque esto es África!

No os he contado mi encontronazo con Luis Aragonés el día después del España-Honduras. El ex seleccionador comenta los partidos para Al Jazeera Televisión aquí, en el IBC de Johannesburgo. Y después de la derrota contra Suiza, se le ocurrió opinar que no le había gustado nuestra selección: perfecto, sólo fue un comentario. El  problema vino cuando sus palabras coparon los titulares de media prensa de España; normal que se rebotara desde entonces. Pero él sabe que no es un mero comentarista, sino el ex seleccionador, y todo lo que diga va a resonar hasta en Ulan Bator. En consecuencia,  después del segundo partido me acerqué con mi micrófono al estudio de los árabes para rascar alguna declaración de Aragonés. Él salió, me vio y repitió en forma de bucle: “¡Pero, hombre, por favor!, “¡pero, hombre, por favor!,   “¡pero, hombre, por favor!….Nada, Luis es así y punto. Parece que aún no sabe de qué vamos los periodistas.

Lo de Al Jazeera Television es un escándalo. Han aterrizado en Johannesburgo como si hubiera llegado una auténtica corte imperial. Sus vastos platós y laberínticas oficinas ocupan casi un pabellón entero, cuando en el resto podrían caber hasta treinta medios. Me ha contado un periodista saudí que esta televisión es un capricho de un puñado de millonarios, obsesionados con hacer llegar el fútbol europeo al mundo árabe, ¡vaya sí  lo han conseguido! Al Jazeera retransmite todos los partidos de las mejores ligas del mundo y, por supuesto, ha comprado los derechos del mundial.

Pero la gracia de estos tíos es su escaparate de estrellas premium; o sea, que tienen el dinero por castigo. Empiezo: Aragonés, Arrigo Sacchi, Arsene Wenger, Laudrup, Steve McManaman, Weah, Roger Milla,…Y seguro que no han fichado a Cruyff, Pelé, Maradona y Di Stefano por pereza. Lo que no entiendo es qué o quién ha convencido a Luis, aparte de los petrodólares, claro.

¡Qué cachondos son los periodistas internacionales!

Jueves, 17 Junio 2010

Me lo temía y ha sucedido. Durante esta primera semana he ido luciendo mi acreditación de periodista español por todos los estudios de la prensa internacional y esta tarde, después del maldito partido, he tenido que pulular por todos los pabellones para hacer un reportajito de las impresiones de la derrota. Algún coreano, surcoreano, se ha descojonado de mí literalmente; yo, todavía compungido por el bofetón a España, le he reído la gracia y le he espetado que con quién habían empatado ellos. Pero,  si os soy sincero, la apuesta futbolística de Corea es maravillosa y se agradece en este bodrio de Mundial.

Pensaba que seríamos nosotros los que animaríamos el campeonato y así ha sido: toda la prensa se regodea a estas horas con titulares hirientes, irónicos e irrisorios para quienes no son españoles. Mal día para alardear de ‘Roja’. Para mayor escarnio, una tal Lousie de la BBC radio, majísima ella, se ha acercado hasta el estudio radiofónico de la COPE para invitarme a una tertulia con un homólogo suizo. Como estaba tan desbordado de trabajo, al principio he dudado si aceptar la llamada; luego, tras haber reflexionado por mi insensatez (la BBC, ¡madre mía, qué escándalo!), le he asegurado que iría encantado. Total, que la cautivadora chica ha vuelto un rato después para acompañarme a su plató. Allí he saludado a sus colegas (alguno de ellos también se ha mofado por la derrota) y me he puesto los auriculares Resulta que el locutor del Sudáfrica-Uruguay ha departido con nosotros al descanso de su partido sobre el batacazo de los chicos de Del Bosque. Claro,  el suizo estaba aún extasiado, ¿quién en su sano juicio habría esperado esto?

La charla con los ingleses ha sido cortita pero ha dado juego. El presentador, un afamado periodista de Las Islas llamado Mark Chapman (¿os suena? a mí no) me ha querido buscar las cosquillas preguntándome si a partir de ahora seríamos capaces de ganar a Honduras y Chile. ¡Hombre!, yo le he respondido con sarcasmo: “Bueno, Mark, si somos campeones de Europa y algunas veces, sólo algunas, jugamos medianamente bien, quizá si podamos ganar por la mínima a Honduras y que suene la flauta con Chile”. No ha sido así exactamente, pero vale como traducción.

El colmo del día lo ha protagonizado la FIFA. Resulta que la empresa que vela por la seguridad del recinto había negociado cobrar mil y pico euros por persona por trabajar el mes entero, y se han encontrado con un sueldo de ciento treinta euros a la semana. Tal desfase de dinero les ha cabreado tanto, que el comité organizador ha decidido sustituir a los empleados de esta empresa por policías nacionales. Por lo menos, ahora sí que cachearán debidamente a todo el que pasa; no me inspiraba mucha confianza que la gente pasase por el detector de metales y nadie fuese parado aunque el arco pitara mil veces. En fin, cosas de aquí, me temo.

¡Que siga la jarana!

Martes, 15 Junio 2010

Acabo de llegar al centro de emisiones de Johannesburgo aterido de frío; pensaréis que esto es Sudáfrica, pero es que el día ha amanecido con cuatro grados de temperatura y fuertes rachas de viento huracanado. Así pinta la jornada en la que me voy a  cubrir el Brasil – Corea del Norte. Sí, sé que el partido no es muy apetecible porque los brasileños hacen de todo menos jugar bien, y de los norcoreanos ha salido un tal Jong Tae-se diciendo que pueden ganar y que él, personalmente, se parece a Wayne Rooney y Didier Drogba, ¡toma ya! Aunque, pensándolo bien, a veces también me he gustado tanto como José María García o Matías Prats. Por imaginar, que no quede.

Estoy un poco ansioso porque entre en liza España; más que nada, para ver si me divierto con algún partido. Por el momento, me he tragado tostones abominables como el Japón-Camerún o el Argelia – Eslovenia…y los que todavía faltan. Pero, aparte de nuestra selección, me apetece que vuelva a jugar Sudáfrica para vivir otra fiesta tumultuaria, con la gente histérica soplando las dichosas vuvuzelas desde el amanecer. La trompetita tiene gracia un rato, pero los sudafricanos nos van a dar ración de soplidos para un mes. Con razón hay mercadillos ambulantes en las carreteras en las que el stock de tapones para los oídos se agota continuamente.

Otros que han montado un buen jaleo en el IBC son los brasileños. He contado hasta una veintena de teles y radios que siguen a la ‘canarinha’. Tampoco me extraña porque allí, en Brasil, les va la vida con su selección. Si Johannesburgo es una jarana permanente, Río no le debe andar a la zaga. Ya os contaré mañana cómo me las arreglo esta noche para intentar ‘incordiar’ a Kaká, Dani Alves o Luis Fabiano. Me han informado que centenares de periodistas se han acreditado para el debut de Brasil; quizá pueda engañar a alguien en el estadio para que me consiga una entrevista en exclusiva. Difícil, ¿verdad?

¡Ah!, se me olvidaba: esta mañana en el hotel, cuando estaba esperando al ascensor en el descansillo de mi segunda planta, he empezado a oír cánticos tribales. Una vez en el ascensor el ruido se acrecentaba hasta que he aparecido en la recepción y todo el servicio de empleados amenizaba a los huéspedes con cánticos y palmas. Me dicen que lo hacen varias veces a la semana, así que para la próxima lo grabaré en vídeo para que lo podáis ver en Ecodiario. Sinceramente, me gusta mucho el ánimo de esta gente, deslumbrada por el acontecimiento que la FIFA les ha servido. Lo están aprovechando bien; saben que pueden pasar décadas hasta que el mundo vuelva a prestarles atención.