Blogs

Nadie es profeta en su tierra

Juan Marsé, uno de los más grandes narradores vivos de nuestro país, catalán que escribe en castellano, recibió ayer el Premio Cervantes, y hoy es objeto de un cálido homenaje de la inmensa mayoría de los medios de comunicación. Con la excepción notoria de los de su tierra de origen, Cataluña, que le han hecho un ostensible y llamativo vacío. Es muy significativo que, en tanto este hito cultural aparece en casi todas las portadas de la prensa de información general, los grandes medios de Cataluña relegan el asunto a remotas secciones del interior.

Marsé escribe en castellano –lo ha dado a entender en su discurso de aceptación del premio- no por una elección consciente sino porque en sus años de aprendizaje, en los  cincuente, el castellano era la lengua de cultura en Cataluña, mientras el catalán permanecía inicuamente proscrito por la dictadura. Pero a pesar de ello, la intelligentzia de Cataluña le niega el pan y la sal. Para la opinión ilustrada, Marsé es un apátrida en su propia tierra.

Este dislate debería promover una reflexión introspectiva. Cataluña tendría que preguntarse si el catalanismo legítimo no ha degenerado en sectarismo localista y aldeano. Si la reacción al uniformismo totalitario de antaño no se ha convertido en un oscuro fascismo que proscribe, veta y calla a quien no forma parte del rebaño.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Una respuesta a “Nadie es profeta en su tierra”

  1. Antoni Conejero dice:

    Bon dia, colega Antoni : al igual que tu també sóc enginyer de Camins , Canals i Ports. Al igual que tu, sóc gironí ; sóc fill de madrilenys però nascut a Girona, lloc on he viscut sempre llevat dels anys que vaig estar a Madrid fent la carrera.
    I aquest és el motiu del meu comentari. Devia ser el Nadal de l’any 1970 que jo tornava a casa (aleshores jo feia primer de carrera, tinc 55 anys en l’actualitat) en el famós tren Costa Brava. Allà et vaig trobar , per casualitat, tots dos anàvem en llitera em penso. Aleshores tu estaves a cinquè de carrera i recordo que em vas parlar dels ports, dels contenidors marítims que havien sobrat de la guerra del Vietnam i que ens els revenien, etc. Ho recordes?
    Una abraçada i fins a una altra.
    Antoni

Deja tu comentario