Blogs

La soledad del Gobierno

Lo dice hoy Félix Madero en “ABC”: la soledad del Gobierno en el debate de hoy, conviene recordarlo, se debe a que por una vez ha practicado una política de Estado. Si el PSOE hubiera mirado exclusivamente sus propios intereses, hoy el PSE estaría gobernando en Euskadi con el PNV, que es como decir que hubiese existido una nueva claudicación ante el nacionalismo radical. Y si la mayoría política hubiera satisfecho de entrada las exorbitantes pretensiones catalanas en materia de financiación autonómica, contaría probablemente con la comprensión de CiU. Y el Gobierno estaría mañana solazándose en el Congreso ante una oposición que no termina de acertar y a la que se ve encantada con el desgaste que la recesión produce en su adversario.

Hay, en fin, soledades que honran y críticas que suscitan perplejidad. Porque no es cierto que bajando impuestos y abaratando el despido saldríamos de ésta. Y no es sensato atizar sistemáticamente el fuego de la confrontación cuando lo que procede, y lo que reclama masivamente la opinión pública, es arrimar el hombro, infundir confianza y esperanza, sumar esfuerzos y colocar la compleja salida de la crisis y el cambio del modelo de crecimiento como principales objetivos de futuro, mucho más importantes que el signo del Gobierno o el resultado de las elecciones del 7-J. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Una respuesta a “La soledad del Gobierno”

  1. Joja dice:

    Primer párrafo irrefutable e incriticable, 2º párrafo equivocado, seguramente al PP le interese la confrontación y no llegar a pactos pero desde luego que el que los ha bloqueado sistemáticamente es Zapatero, está bien eso de pedir arrimar el hombro pero eso implica llegar a acuerdos y soluciones consensuadas pidendo sacrificios y cesiones a todos. Desgraciadamente esa no es la idea que tiene el PSOE y ZP de arrimar el hombro que lo traducen como una paralización en la labor opositora, algo que es a todas luces inaceptable

Deja tu comentario