Blogs

Berlusconi

Sólo el 23% de los ciudadanos acudió el domingo a las urnas para participar en el referéndum sobre la reforma de la ley electoral, un proyecto impulsado por Berlusconi. De este desaire podría interpretarse que al fin la sociedad italiana, que tan mala suerte ha tenido en la evolución de su sistema político, ha comenzado a indignarse ante la acumulación de escándalos centrados en la figura singular de su primer ministro.

No deja sin embargo de ser sorprendente que los italianos hayan transigido de buen grado ante el cuasi monopolio informativo de Berlusconi, que controla la televisión pública y es propietario de la privada y de buena parte de los restantes medios; ante más que probables síntomas de corrupción que han sido tapados frecuentemente mediante golpes de fuerza; ante la frivolidad de un discurso frecuentemente populista y demagógico… y apenas hayan saltado como un resorte al comprobar que su líder llevaba una vida decadente, entregado a docenas de jóvenes huríes alquiladas con dinero contante y sonante en sus palacios oficiales.

Estos últimos escándalos, probablemente los menos importantes, no hacen sino corroborar que Berlusconi se ha saltado todas las barreras morales que protegen el poder de los abusos y de los desaprensivos. Muchos ya lo sabíamos pero a los italianos les ha costado mucho entenderlo. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario