Blogs

Japón y nosotros

Es inevitable: todos los partidos del mundo analizan los efectos de la crisis económica en los sucesivos procesos electorales para calibrar las consecuencias de la recesión sobre el poder. Japón ha puesto fin a 54 años de gobiernos liberales y ha apostado por otorgar mayoría absoluta a la oposición de centro-izquierda (y ello a pesar de que el país ya ha regresado al crecimiento). A finales de septiembre, Alemania dará otra pista con sus propias elecciones legislativas, a pesar de que en este país la responsabilidad de la crisis es conjunta de conservadores y progresistas, ya que gobiernan en coalición.

 

Lo ocurrido en Japón tiene dos lecturas, que ya se han ocupado de hacer en todas partes los homólogos de los actores japoneses. De un lado, es notorio que la crisis ha desgastado al partido en el poder, y éste ha sido un factor de cambio. De otro lado, es patente que en época de penuria, los ciudadanos se vuelven hacia la socialdemocracia, que promete más protección social.

 

Obviamente, las dos interpretaciones elementales son igualmente válidas, y el PP y el PSOE deberían tener la honradez intelectual de no utilizarlas en beneficio propio porque ello supone una falta de respeto al electorado, que toma sus libérrimas decisiones mediante mecanismos intelectuales complejos y no con la simplicidad que suponen quienes compiten en la liza política de cada cuatrienio.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario