Blogs

Sevilla

Jordi Sevilla se ha ido de la política a la empresa privada. Su marcha no ha sido sorprendente: quien fue jefe de gabinete de Pedro Solbes con Felipe González y portavoz económico del PSOE tras la llegada de Zapatero a la jefatura socialista en el 2000 no acabó de encajar en los proyectos presidenciales de su jefe de filas, pese a pertenecer a su círculo más cercano. Ministro para las Administraciones Públicas en 2004 -Solbes fue entonces el vicepresidente económico-, fue destituido en la primera crisis, la de 2007, cuando se vio que no era la persona idónea para gestionar el Estatuto de Cataluña y Zapatero prefirió para el cargo a Elena Salgado. Se dijo entonces que se dedicaría a la política valenciana, pero Ferraz pensaba otra cosa.

En los últimos tiempos, Sevilla, diputado por Castellón, ha mantenido una meritoria actividad periodística a través de sus artículos económicos dominicales en Madrid y de su propio blog en Internet. Ha criticado con sensatez al Gobierno, ha marcado pautas, ha analizado con inteligencia la coyuntura. No resultaba posible ocultar que la buena cabeza de Sevilla estaba siendo claramente infrautilizada por su propio grupo.

No es buena noticia que un experto con buenas ideas abandone el Parlamento. Un hecho nada anecdótico que corrobora lo que ya se sabía: que la inteligencia no es una virtud sino un lastre para estar en la política partidaria. Y así nos va.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Una respuesta a “Sevilla”

  1. Joja dice:

    Yo quiero hoy romper una lanza por todos aquellos talentos que el Zaterismo ha defenestrado: Jordi Sevilla, Vegara,Jauregui, Lopez Aguilar e incluso el mismo Solbes. Gente preparada e inteligente que José Luis Rodriguez Zapatero ha preferido apartar por “exeso de criterio propio”, después de haberlos ninguneado y hasta humillado cuando ocupaban cargos públicos, y sin embago eran muchas veces las únicas voces coherentes que emergían en ese mar de sectarismo y electoralismo corto placista que viene caracterizando a este gobierno. Lo que José Luis Rodriguez Zapatero, al que le encanta tapar a toda aquél que le rechista y hace sombra, no sabe es que apartar a la gente con capacidad, competente y de talento de su partido empieza a caracterizar y definir su ambiguo y melifuo talante y talento y lo que es peor cada vez más gente se da cuenta de las capacidades y competencias, o lo que es lo mismo defectos y limitaciones, del personaje que dirije el país.

Deja tu comentario