Blogs

Alemania, la derecha y la izquierda

La socialdemocracia alemana acaba de pagar el precio de sus vaivenes ideológicos, en brazos de los verdes, primero, y en gran coalición con la derecha, después. Lo cierto es que Merkel sigue, ahora en coalición con el FDP –el venerable partido liberal progresista de las Tesis de Friburgo-, normalizándose así la dialéctica política en el mayor país de Europa: la derecha a un lado, la izquierda a otro.

El mensaje que lanza a toda Europa el electorado alemán es bien claro: en época de crisis, hay que descartar la tentación del intervencionismo. Máxime en aquellos países prósperos en que los grandes partidos de centro-derecha han asumido perfectamente el Estado de Bienestar y están convencidos de que la ciudadanía quiere preservar los sistemas de protección social velando al mismo tiempo por su sostenibilidad (la famosa Agenda 2010).

El centro-izquierda, ya desplazado del poder en Francia, acaba de perderlo en Alemania (donde padece, además, una grave fractura) y muy posiblemente será desalojado pronto en el Reino Unido. En los países ricos de la UE, la sociedad apuesta por el centro-derecha para guiar la recuperación económica. España, más atrasada, mantiene problemas muy peculiares que la singularizan, pero los socialistas deberían ver que el intervencionismo es anacrónico y que el afán igualitarista debe convivir con la desregulación económica y converger siempre en propuestas de modernización.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario