Blogs

La humillación catalana

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, se ha prestado gustoso a participar en la pintoresca maniobra encaminada a defender la idea de que el “caso Pretoria”, en el que han sido detenidos, además de relevantes cargos municipales del PSC, dos destacados miembros del establishment pujolista, Macià Alavedra y Lluis Prenafeta, sorprendidos in fraganti en su conocido papel de conseguidores y comisionistas, es una “humillación para Cataluña”.

La estupidez humana no conoce límites, y en ciertos parajes nacionalistas radicales suele abundar prodigiosamente. Porque, a buen seguro, gran parte de la opinión pública catalana se habrá sentido humillada por el “caso Pretoria”, pero no por la actuación de los fiscales y los jueces sino por haber constatado que bajo las alfombras de aquel victimismo reconcentrado del nacionalismo identitario pululaba impúdicamente la hidra de la corrupción.

En otras palabras, la humillación consiste en comprobar que encumbrados políticos que parecieron respetables y que exhibieron ropajes de estadistas se aprovecharon de la confianza ciudadana para adueñarse presuntamente del dinero de todos.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Una respuesta a “La humillación catalana”

  1. manel febrian parrondo dice:

    la hidra de la corrupcion se pasea por toda españa, catalunya no es diferente en este sentido, de momento , eso si, hay menos implicados en proporcion, no meta las legitimas aspiraciones democraticas hacia la soberania de un pueblo, porque no esta españa para dar ejemplos de muchas cosas. Las diferencias estan en otros temas, largos de exponer aqui, no se resolveran con fobias sino con inteligencia, en catalan decimos “val mès un bon veí a la porta que un parent a Mallorca”, es muy antiguo este dicho y contiene un significado que creo algunos tendran que ir asumiendo, le deseo lo mejor en esta españa, suya, dechado de virtudes y espada de infieles.

Deja tu comentario