Blogs

Aguafiestas

Cuando todos los ciudadanos –de España, de Europa, del mundo- estamos anhelantes, con la respiración contenida, pendientes de que se confirme que la recesión ha pasado y de que, aunque nos aguarda un duro ajuste, estamos en puertas de una lenta pero firme recuperación, un ciudadano llamado Santiago Niño, catedrático de Estructura Económica en una Universidad catalana, ha publicado un largo artículo en el periódico de más tirada del país para prevenirnos de que lo peor está por llegar. Por añadidura, el artículo no es más que el resumen de un libro titulado “El crash del 2010”, que describe con pelos y señales este catastrófico augurio. Según este autor, no sólo 2010 no será el año de la recuperación sino que el PIB caerá en el ejercicio entre el -4,4% y el 4,2%. Y la tasa de desempleo se situará entre el 22,05 y el 23,0% de la población activa.

 

Por su curriculum, este ciudadano no es un necio. Pero podría ser, y de hecho parece que es, un diletante. Toda la literatura científica a mano, de los especilistas, catedráticos, analistas, premios nobel, etc., contradice este pronóstico pesimista. Por ello, pienso que los más de quienes hemos leído este presagio apocalíptico no vamos a preocuparnos demasiado. Pero algunos tomamos nota del diagnóstico y del nombre de su autor, y si no acierta, si todo ha sido una broma macabra, le pediremos cuentas por la zozobra que ha sembrado. Porque quizá no sea compatible la docencia universitaria con tanta frivolidad.

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario