Blogs

Errores y remedios

Los pactos entre formaciones nacionalistas y no nacionalistas, aunque consustanciales con nuestro modelo democrático y con el sistema electoral proporcional, producen malformaciones que hieren la sensibilidad mayoritaria y con frecuencia han de ser corregidas cuando cesa aquella colaboración. Ello es especialmente así cuando la influencia nacionalista ha sido ejercida por una formación radical, como ERC en Cataluña o el BNG en Galicia.

 

Hoy día, dos de estas disfunciones están en vías de reparación: En lo tocante a Cataluña, el ministro de Educación, Gabilondo, ha dicho claramente que está en contra de que existan reglas rígidas de rotulación en Cataluña cuya vulneración acarree sanciones; el tripartito, de la mano de Maragall y a impulsos de ERC, ha ido en este asunto incluso más allá de lo que había dispuesto el partido de Pujol sobre el particular. Y dos, el presidente de Galicia, el popular Núñez Feijóo, ha corregido un deslizamiento lingüístico anterior, fruto del pacto entre el PSOE y el BNG, disponiendo que en lo sucesivo los alumnos puedan cursar la educación obligatoria en la lengua que decidan sus progenitores.

 

Ambos designios –la corrección de la rigidez catalana si prosperan la tesis del ministro; la liberalización de la educación gallega en camino hacia un bilingüismo pacífico y real- van en la dirección adecuada. La de la madurez, la del imperio de la moderación sobre el fundamentalismo etnicista.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , , , ,

Deja tu comentario