Blogs

¡Albricias! No hay acuerdo social

No ha sido posible conseguir el pacto social para modernizar el sistema de relaciones laborales. La última sesión maratoniana de negociación entre las partes que ha durado toda la noche ha terminado en nada. Aparentemente, sería de lamentar el desacuerdo, pero algunos pensamos que esta disidencia, que da paso a la adopción de decisiones legislativas por los cauces institucionales basados en la soberanía popular, permite llevar a buen fin una reforma profunda que estos sindicatos nunca hubieran aceptado voluntariamente.

 

Las organizaciones sindicales españolas, ya despolitizadas y profesionalizadas pero también altamente burocratizadas, se han convertido en un lobby que defiende  los intereses del segmento de los trabajadores mejor instalados, con contrato estable, aferrándose al Estatuto de los Trabajadores de 1980 que es una trasposición a la democracia del corporativismo intervencionista del régimen anterior. Las leves reformas que dicha norma ha experimentado no han constituido una verdadera modernización del modelo.

 

Es obvio, pues, que si de lo que se trata es de flexibilizar el mercado laboral conciliando la desregulación con un buen sistema de protección social –el modelo de “flexiseguridad” danés se está imponiendo-, había que desmontar los viejos prejuicios y que elaborar un nuevo marco sobre otros criterios. Esto es ahora posible una vez que las mayorías políticas tienen las manos libres para proceder a la reforma.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario