Blogs

Despilfarro europeo

Sin apenas debate y con mínima oposición -549 votos a favor, 78 en contra y 17 abstenciones- el inane y dócil Parlamento Europeo ha aprobado el presupuesto del más faraónico proyecto de la burocracia europea de los últimos tiempos: el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), una gigantesca maquinaria que llegará a contar con más de 8.000 funcionarios y más de 130 delegaciones en todo el mundo, que costará más de 8.000 millones de euros anuales y que, por el momento, apenas servirá para mostrar a todo el orbe la débil cohesión interior de una Unión Europea sin consistencia federal y –pese a las apariencias- sin ni siquiera una verdadera política exterior común.

 

En una época en que la crisis amenaza la calidad de vida y el futuro de todos los europeos, el paro sobrecoge a la clase trabajadora y los ajustes obligan a adelgazar el estado de bienestar en casi todos los países, este despilfarro, fruto de una ocurrencia de los redactores del Tratado de Lisboa, resulta sencillamente ofensivo para los ciudadanos europeos, que no acaban de entender la necesidad de duplicar su esfuerzo en política exterior. Se entendería que la diplomacia europea supliera a la de los países miembros, pero la superposición resulta, sencillamente, una forma poco decorosa e indecente de tirar el dinero.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario