Blogs

Trampa para el PSC

Tras la manifestación del 10-J en Barcelona, se ha generado un lugar común, que roza el sofisma: se afirma sin pruebas y sin rigor alguno que la movilización de los ciudadanos,que fue importante pero no extraordinaria, exige de los políticos una posición unitaria. Y los nacionalistas de CiU, crecidos y oportunistas, intentan arrastrar al PSC hacia una radicalidad identitaria que sea insoportable para el sector más moderado y menos catalanista del socialismo catalán y, por supuesto, para el PSOE matriz.

 

Lo de la “posición común” es una trampa: parece lógico que el rechazo de los nacionalistas a la sentencia del constitucional sea esencialmente distinto del que experimente y manifieste la izquierda no nacionalista del PSC. Es más: si Montilla cediera a los cantos de sirena de Artur Mas, perdería sin duda una parte importante de su clientela, la que da preponderancia a la ideología de centro-izquierda sobre las señas de identidad. Sin ganancia alguna porque, como es natural, los electores nacionalistas no van a votar al PSC.

 

La trampa que el nacionalismo está tendiendo al PSC, y que hoy se hará evidente en el curso del debate sobre el estado de la nación, es tan evidente que no debería hacer falta ponerla de manifiesto. Habrá que ver sin embargo si Montilla es capaz de eludir el engaño y de mantener airosamente su propia posición: la sentencia del TC irrita innecesariamente a los catalanes pero la reacción del nacionalismo ante ella es un desafuero.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario