Blogs

¿Reaccionan los intelectuales?

Dos grandes fundaciones españolas, creadas en los albores de la etapa democrática española, la Ortega y Gasset y la Gregorio Marañón, se han fundido en una sola, la Fundación Ortega-Marañón. Y un artículo firmado ayer por el presidente de la nueva institución, Juan Varela, y por el vicepresidente, Gregorio Marañón Bertrán de Lis, brinda este espacio de libertad para que todas las corrientes ideológicas presentes en la vida pública española puedan debatir, con espíritu liberal, sobre las cuestiones que nos afectan e incluso buscar puntos de encuentro.

 

Los autores matizan el sentido de esta invitación: “la pareja socrática -escriben- del hablar no es sólo oír: se requiere “escuchar”: es la ‘consonancia’ que exige la democracia. Gobernarse sobre el consentimiento mutuo -ya lo observó Locke en el Segundo Tratado- implica diálogo, de tal suerte que la democracia liberal es ‘discursiva’ porque tiene una ‘base deliberativa’”.

 

Lo que alarma es, sin embargo, el diagnóstico que justifica esta suma de esfuerzos: “Somos conscientes de haber vivido una época de excepcional ventura en España. En todos los órdenes. Pero, de unos pocos años a esta parte, las cosas han tomado un rumbo preocupante. Otra vez nos amenaza el pensamiento desordenado que se expresa en un tono y un fondo de crispación. Una forma de pensar, en fin, que además constituye un agravante de la crisis económica que padecemos, en cuanto que puede dificultar su salida”. Ojalá el retorno de los intelectuales a la palestra nos restituya hacia el buen camino, que fue el que emprendimos, magnánima y generosamente, al enfilar la Transición.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario