Blogs

El impuesto ‘a los ricos’

Resultaría irónico que el tan reiteradamente prometido impuesto “a los ricos”, basado en el argumento de procurar una mayor equidad en el reparto de las cargas generadas por la crisis, terminara siendo una elevación de la tarifa máxima del IRPF (del 43 al 45%, se asegura oficiosamente en fuentes generalmente bien informadas).

 

Es bien conocido que los ricos auténticos, quienes realmente son titulares de cuantiosos bienes y derechos, no tributan apenas por el IRPF, por lo que estas rentas altas que ahora se quiere penalizar son, en su inmensa mayor parte, de asalariados brillantes y de profesionales liberales exitosos. Fuera quedan los empresarios acaudalados, los rentistas, los titulares de las grandes fortunas, etc.

 

Es, en definitiva, absurdo que tras eliminar el impuesto sobre el patrimonio –opinable sin duda pero con fundamentos defendibles-, se quiera restablecer ahora la “justicia social” sobrecargando el IRPF, en cuya nómina sólo están las clases medias, incluidos en ellas quienes ingresan más de 100.000 euros al año.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario