Blogs

Primarias obligatorias

El fracaso de las ‘primarias’ en su actual concepción se debe a dos razones: en primer lugar, a que el sistema no ha impuesto como procedimiento democrático obligatorio de selección de candidatos en todos los partidos. Y, segundo, a que el Partido Socialista, que las ha introducido en sus estatutos, sigue considerándolas un procedimiento excepcional.

 

Esta doble singularidad distorsiona las ‘primarias’, que se celebran en realidad cuando la decisión del ‘aparato’ es rechazada clamorosamente por las bases o a la inversa. Así sucedió cuando Almunia, apoyado por el oficialismo, era mayoritariamente rechazado por la militancia. Y sucede también ahora, cuando el ‘aparato’ no ha aceptado en Madrid al candidato de las bases.

 

No es, digámoslo claro, razonable que “lo normal” sea la designación de las candidaturas, porque ello burocratiza todavía más a los escleróticos partidos políticos. Por lo que habría que avanzar conforme al modelo norteamericano, en el que la pluralidad de candidaturas es lo habitual. Ello permite una mayor participación y una selección más depurada y democrática de las elites políticas.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario