Blogs

Miedo escénico

La campaña catalana no está consiguiendo congregar a grandes muchedumbres en los mítines. En alguna comparecencia ha fallado el auditorio y comienzan a circular noticias solapadas sobre los temores de los grandes partidos al respecto. Hay miedo escénico, que ya no tiene que ver con el fragor de las muchedumbres vociferantes sino con todo lo contrario: no hay espectáculo más deprimente que un teatro vacío. Y para las fuerzas que compiten por alcanzar la Generalitat, especialmente delicado es el reto de llenar el Palau Sant Jordi, un gran polideportivo en el que caben casi 40.000 personas. CiU se ha atrevido a contratar el recinto para el cierre de campaña el viernes 26, pero hay temor al ridículo entre los responsables convergentes. El PSC, por su parte, acudirá al Palau el jueves 25 con presencia de González, Zapatero y Chacón en torno a Montilla, pero aún no se ha publicado la convocatoria, por si acaso… En cambio, el día 24 actuará en este escenario Shakira, quien ya ha vendido todas las entradas.

 

Es muy posible que la falta de público no guarde una relación directa con la coyuntura sino que sea el resultado de la convicción cada vez más extendida de que el mitin es una institución obsoleta y sin sentido que sólo sirve para que las cámaras graben unos segundos que servirán de publicidad electoral en las televisiones.

 

En un mundo en que el sistema audiovisual lo abarca todo, la vieja fórmula del discurso demagógico, pasional, plagado de lugares comunes y falto de sustancia debería haber muerto hace tiempo. Si los políticos siguen sin convencerse, deberemos ser los ciudadanos los que les demos la espalda.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario