Blogs

Demagogia depresiva

Los manuales de buen periodismo aseguran que hay que prescindir de lo subjetivo, a sabiendas de que nunca es del todo posible tal cosa. Por lo tanto, el optimismo y el pesimismo no son conceptos periodísticos. Y si es reprobable falsear consciente o inconscientemente la realidad para edulcorarla, también lo es pintarla con tintes artificialmente sombríos por puro masoquismo, para darse importancia, para enfatizar la relevancia de una información o, sencillamente, para aguar la fiesta a la audiencia, en el supuesto improbable de que éste no esté todavía deprimida por por la amarga coyuntura económica que nos persigue desde hace ya incontables meses.

 

Viene esto a cuento de una recurrente ‘información’ según la cual España retrocede en el ranking mundial de países ordenados por su por Producto Interior Bruto. Léase bien: ranking por PIB y no por PIB per capita, que como se sabe es algo bien distinto.

 

La última noticia en este sentido, destacada con malicioso énfasis por un periódico económico (”Expansión”), proviene del Citi Bank y da cuenta consternadamente de que España ya no está en el G10 porque nos ha sobrepasado La India. Si se piensa que el país asiático, una de las grandes potencias emergentes, es el segundo más poblado de la tierra y tiene, según el último censo, más de 1.166 millones de habitantes (26 veces la población española), se entenderá que el ‘sorpasso’ no es ninguna tragedia para España sino la prueba de nuestra opulencia casi ofensiva y una constatación de la miseria en que todavía vive el tercer mundo.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario