Blogs

Dislate eléctrico

El disparate incalificable de subir la electricidad casi un 10% a las clases medias de este país cuando la crisis económica nos golpea con todo su fragor y cunde un preocupante pesimismo sobre nuestro futuro está permitiendo conocer algunos datos que, aunque no eran secretos, permanecían ocultos, fuera de la vista del público.

 

Uno de ellos, publicado en un informe del propio Ministerio de Industria y revelado ayer por la prensa,  tiene que ver con la obsesión de fomentar las energías renovables hasta más allá de lo razonable: los productores de electricidad por paneles fotovoltaicos cobran una subvención de 450 euros por megavatio/hora, cuando el precio a que se comercializa esta energía es de 64 euros. Otro dato, de la misma fuente, es que desde julio de 2009 la utilización del carbón nacional en las centrales térmicas es “prácticamente nula”, por lo que los stocks se han triplicado desde diciembre de 2007. Pese a ello, las compras de carbón previstas en 2010 y 2011 ascienden a 592 millones de euros.

 

Cuando ni siquiera hay  recursos para mantener el subsidio de 426 euros a los parados que han agotado el desempleo, la sola mención de estas cifras ofende a la inteligencia y da fe del colosal disparate que aquí se ha cometido, por un censurable voluntarismo ideológico en absoluto apoyado por argumentos técnicos ni económicos. La irritación de la opinión pública es, pues, tan lógica como punibles resultan las idioteces del ministro del ramo al ponernos ejemplos sobre el precio del café.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario