Blogs

Encuestas sin crédito

Horas después de que Álvarez Cascos rompiera con el Partido Popular al no haber sido designado candidato a la presidencia de Asturias, un periódico de difusión nacional publicaba una “encuesta” en la que se aseguraba que el exvicepresidente del gobierno con Aznar ganaría las elecciones en el Principado. Cuando apareció el supuesto sondeo, Cascos ni siquiera había tomado la decisión de formar otro partido o de sumarse a alguno de los existentes para dar la batalla a su antigua formación.

 

Éste es sólo un ejemplo de la flagrante falta de rigor de determinadas encuestas demoscópicas, que más parecen arietes políticos para conseguir objetivos diversos que retratos de situación de la opinión pública. Falta de rigor que en ocasiones lleva a omitir toda mención a unos mínimos datos técnicos que ilustren acerca de la fiabilidad y de los márgenes de error del sondeo.

 

Las encuestas bien hechas son caras, por lo que tampoco se entiende que los medios se hayan lanzado últimamente, en plena crisis, a encargarlas a mansalva. Todo lo cual levanta un cúmulo de sospechas, que los sociólogos políticos, por el prestigio de su profesión, deberían disipar. Sería, en fin, deseable que quienes se han ganado merecido respeto en el campo de la sociología aplicada salieran a denunciar ciertos abusos que entran de lleno en el terreno del amarillismo.

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario