Blogs

A la hora de votar

El cuatrienio que concluye en el escalón municipal y autonómico no tiene precedentes en lo que se refiere a la proliferación de casos de corrupción económica. El “caso Gürtel” ha hecho estragos en varias comunidades, particularmente en Madrid y Valencia. En Baleares, ha estallado un episodio de corrupción organizada en el que participó buena parte del anterior equipo de poder, con el expresidente Matas a la cabeza. En los tribunales se está tramitando el espectacular latrocinio marbellí que llevaron a cabo el fallecido Jesús Gil y su brazo ejecutor Juan Antonio Roca. Y hay una infinidad de casos más, en Murcia, en Andalucía, en Galicia… Ninguna comunidad autónoma se libra por completo de los desaprensivos.

Así las cosas, las elecciones del 22 de mayo suponen la intervención de la ciudadanía en este desaguisado. Quiere decirse que, en buena ley, las preferencias ideológicas de cada cual deberán conciliarse con un personal acto de justicia que sancione, para bien o para mal, las conductas que los políticos hayan mantenido en esta etapa que ahora concluye. En el caso concreto de Baleares, por ejemplo, no tendría sentido que los electores olvidaran el colosal latrocinio de las arcas públicas cometido por buena parte del anterior gobierno autonómico, o dejaran de considerar la evidencia de que Unió Mallorquina era, más que un partido político, una verdadera asociación de malhechores, en la que, con las honrosas excepciones que se quiera, la mayor parte de sus cuadros se enriqueció delictivamente hasta extremos inefables.

Las elecciones autonómicas y municipales tienen una carga ideológica menor que las generales por obvias razones: en estas consultas territoriales, la eficacia en la gestión es esencial. Y en esta ocasión habrá que tomar en cuenta además la honradez individual y colectiva de los candidatos. Porque sería una prueba de incultura política que la sociedad de este país acabara respaldando a los mismos que la han expoliado con todo descaro.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario