Blogs

La “locomotora alemana” se ha detenido

En plena polémica sobe el liderazgo europeo de Alemania, el Fondo Monetario Internacional ha recriminado al mayor país de la Unión Europea su raquítica política económica. En su informe anual dado a conocer ayer, la institución afirma que “Alemania no está siendo la locomotora económica para Europa, sus importaciones de otros países europeos son un mero reflejo de la demanda global: sus exportaciones aumentan en la medida en que lo hace el comercio mundial”.

Alemania –sigue diciendo el informe- no crea el efecto tirón, no arrastra al resto de la Unión, entre otras cosas porque no tiene el menor interés en incentivar el consumo interno de la población, que es la más numerosa de la UE. Como es bien conocido, el consumo interno está estancado desde 1998 y registró un mínimo histórico le pasado mayo, en pleno auge del crecimiento alemán, que está año será del 3,2%. La política económica, al servicio de la empresa exportadora,  ha conseguido que los salarios estén estancados a niveles de 1991, lo que es muy útil para la competitividad pero no colma las aspiraciones de la gente. Una encuesta de Infratest, citada por el corresponsal de ‘La Vanguardia’ en Berlín, incluye la pregunta “La economía alemana está creciendo, ¿percibe usted provecho de ello?”, un 72% responde que no y sólo un 26% lo hace afirmativamente.

En definitiva, Alemania ya no ejerce ni el liderazgo político ni el económico en la Unión. Sus tesis tienen que ser tenidas en cuenta, como es obvio, por el tamaño y la consiguiente influencia del país, pero no por el ascendiente moral que mantuvo el país desde Adenauer y hasta Schröeder ni por una vocación de liderazgo que ha durado hasta la llegada al poder de la tibia señora Merkel.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario