Blogs

Fracaso democrático

La tecnocracia ha tomado el control de Italia y Grecia. En Roma, Berlusconi, despreciado por los mercados por no haber sido capaz (o no haber querido) de realizar los ajustes y las reformas estructurales pertinentes en el plazo exigido, se ve forzado a dimitir y será sustituido por un técnico, el ex comisario Mario Monti, el hombre que tuvo el dudoso honor de poner de rodillas a Microsoft cuando era comisario de la Competencia en Bruselas. En Grecia, la exigencia comunitaria de un compromiso de las grandes fuerzas políticas sobre las condiciones del segundo rescate ha obligado a formar un gobierno de coalición, que será presidido por otro técnico, Lucas Papademos, antiguo vicepresidente del Banco central Europeo.

 

El mensaje que se desprende de estos hechos es delicado, comprometedor, preocupante. Los gobiernos democráticos, libérrimamente elegidos por los ciudadanos mediante sufragio universal, están siendo desplazados por expertos, impuestos por el sistema financiero, por –en el fondo- las mismas fuerzas oscuras que nos arrojaron a la recesión económica de la que todavía no hemos podido salir.  No es tiempo, todavía, de fomentar el alarmismo, pero es bueno que meditemos qué estamos haciendo y cuál es nuestra posición. La política, la democracia, está cediendo ante el ímpetu del dinero.

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario