Blogs

Pornopolítica

El escueto panorama periodístico español, tan aquejado por la crisis, tiene un problema de solvencia al manejar el proceso político. Porque resulta pueril aplicar a éste los procedimientos de la prensa rosa, como si la evolución de los partidos políticos y de las instituciones fuera una simple cuestión pasional.

 

Se habla por ejemplo, sin saber, de la rivalidad o de la fraternidad –hay de todo- entre Zapatero y Rajoy; de las ambiciones secretas de unos y de otros, sin la menor referencia a la verdad de lo que se afirma; de pugnas subterráneas entre aspirantes a la sucesión de aquél que ya no son ni siquiera verosímiles; de zancadillas y contubernios que no están más que en la imaginación calenturienta del redactor de turno. Y, en el otro lado, se hacen quinielas sin fin sobre la composición del futuro gobierno, la provisión de cargos de toda índole y las maniobras subrepticias de unos y otros para conseguir el favor del jefe… a pesar de que éste tiene a gala su inaccesibilidad y su inescrutabilidad.

 

No sería justo generalizar: hay medios serios, que informan y analizan con sobriedad y objetividad, y medios cuya masa encefálica tan sólo destila pornopolítica. El lector sabrá sin duda poner nombres a ambas especialidades.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario