Blogs

La Generalitat y la estética

Era un secreto a voces que el gobierno de la Generalitat procedería a un segundo ajuste, tanto o más severo que el primero, para hacer posible que el presupuesto de 2012 arroje un déficit público del 1,3%. En realidad, esta segunda reducción del gasto público era un compromiso del consejero de Economía Mas-Colell al tomar posesión del cargo.

 

Sin embargo, es indecente –el adjetivo ha sido perfectamente ponderado- que menos de cuarenta y ocho horas después del 20N el presidente de la Generalitat haya anunciado sin preaviso alguno el colosal ajuste, que fue primorosamente ocultado durante todo el período preelectoral.

 

La sociedad catalana ha demostrado su madurez el 20N al no castigar a la Generalitat por un primer ajuste que resultaba inexorable. De la misma manera que el gobierno catalán, que no ha archivado ni mucho menos su reclamación del pacto fiscal, demuestra solvencia al proceder sin vacilación a unos recortes que son en esta hora indispensables. Por ello mismo, la ciudadanía catalana no se merecía esta antiestética e indecorosa añagaza de ocultar la cirugía hasta después de que los electores fueran a votar.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario