Blogs

La CECA quiere un banco malo

Se observa que las Cajas de Ahorros, que han escandalizado al país por su politización y por el latrocinio que han realizado algunas de sus cúpulas en provecho propio al amparo de la crisis, siguen insistiendo en que el Gobierno cree un “banco malo” para dar salida a los activos dañados por el estallido de la burbuja: inmuebles, suelo, impagados de promotores, etc. Se trata de tapar un agujero del orden de 176.000 millones de euros, y de hacerlo con dinero público.

 

De momento, el ministro de Economía, Luis de Guindos, en nombre del Gobierno, se ha negado en redondo a atender este insidioso requerimiento, que cargaría sobre los hombros de los contribuyentes la especulación y la mala gestión del sistema financiero. Pero la insistencia de la CECA persiste, pese a que el Ejecutivo ha mostrado su deseo de que sigan las fusiones hasta que tan sólo exista una decena de entidades sólidas, y de que los bancos no repartan beneficios algunos años para aplicar estos recursos al saneamiento de los restos de la burbuja inmobiliaria.

 

Debemos vigilar con celo los movimientos del sector bancario porque su pertinacia no conoce límites. Y hay que animar al Ejecutivo no sólo a que mantenga su posición sino a que la exhiba en sede parlamentaria, para escarnio de quienes, después de arruinar al país, siguen reclamando la ayuda de la Hacienda pública.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario