Blogs

Francia decide el destino de Europa

El presidente francés en ejercicio, el conservador Sarkozy, actualmente en pos de los votos de la extrema derecha para tratar de vencer las malas previsiones que le ofrecen las encuestas, está ofreciendo a los franceses el proyecto de una Francia reconcentrada, proteccionista, cerrada a la inmigración… pero todavía compatible con la Europa ortodoxa de la también conservadora señora Merkel. El socialista Hollande, por su parte, enemigo de la austeridad exacerbada que impone Berlín a sus socios y partidario del regreso a las pautas clásicas de la socialdemocracia redistributiva, ya ha manifestado que, si gana, exigirá la renegociación del Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria que el Consejo Europeo acaba de aprobar y que ahora ha de ser ratificado por todos los países.

 

El Tratado intergubernamental, que no ha llegado ni siquiera a rozar a la opinión pública europea, toma la precaución de permitir su entrada en vigor aunque no todos los miembros del Eurogrupo lo ratifiquen (bastará con que lo hayan hecho doce de ellos), pero es evidente que la moneda única no puede funcionar sin la aquiescencia de Francia, país que, como recuerda hoy editorialmente uno de los grandes periódicos españoles, ya echó abajo en su momento la Comunidad Europea de Defensa (1954) y la Constitución Europea (2005) y a punto estuvo de forzar también el naufragio del Tratado de Maastricht en 1992.

 

En definitiva, todos los europeos estamos a mereced de lo que decidan los franceses en las elecciones presidenciales a doble vuelta que arrancan el 22 de abril. Ojalá todos fuéramos franceses para la ocasión.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario