Blogs

La corrupción, arma arrojadiza electoral

Las campañas electorales andaluza y asturiana, previas a las elecciones del domingo en ambas comunidades, se están desarrollando en un ambiente desmesuradamente bronco y versan en gran medida sobre problemas generales, de ámbito mas estatal que autonómico. Hasta cierto punto, es lógico que la crisis económica, el gran cambio político acaecido el 20N y las reformas estructurales presidan el debate general. Pero, lamentablemente, el argumentarlo está siendo bastante más ruin: los partidos se arrojan entre sí a la cara la corrupción del adversario, en un espectáculo denigrante que genera desafección. Los ciudadanos también irán a votar esta vez, como casi siempre,  con la nariz tapada.

 

Efectivamente, los EREs andaluces y demás episodios relacionados con la actual mayoría política de la región, el ‘caso Gürtel’ que ha adquirido estos días varios flecos nuevos incluso en Asturias, la colocación fallida o no de algunos familiares de miembros del gobierno, la primera sentencia de la Audiencia de Palma contra el ex presidente popular Jaume Matas… Todo ello ha circulado maliciosamente por los mítines, en abono de la inaceptable y disolvente tesis de que todos los políticos son iguales.

 

No todos son iguales, en efecto. Pero para que volvamos a creer en la honradez mayoritaria de la clase política, la corrupción debe salir de la dialéctica habitual. De momento, ahí sigue, para vergüenza de la democracia española.

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario