Blogs

¿Pasteleo en Asturias?

Aunque se pueda sospechar la existencia de rivalidades insalvables de índole personal en el origen de Foro Asturias, una formación creada a imagen y semejanza del antiguo e irascible exvicepresidente de Aznar, con pretensiones de virrey asturiano, habrá que creer que el surgimiento de esta exótica organización, dispuesta a competir electoralmente con el Partido Popular, se debió a gravísimas incompatibilidades ideológicas y estratégicas. Porque la hostilidad que se profesan ha sido seria: tras imponerse Foro al PP en las elecciones de 2011 –dieciséis escaños frente a diez-, llegar Cascos al Gobierno asturiano por la abstención de sus antiguos conmilitones y reiterarse la frontal incompatibilidad entre las dos sensibilidades conservadoras a la hora de confeccionar los presupuestos, el presidente asturiano disolvió la Cámara y convocó nuevas elecciones. En esta ocasión, Cascos ha sufrido el revolcón de los asturianos –ha bajado de 16 escaños a 13- y el PP se ha mantenido exactamente en su anterior posición: diez escaños.

 

Todo indica sin embargo que esta vez Cascos y el PP –ahora encabezado por Mercedes Fernández, en otro tiempo cercana al propio Cascos-, sí estarían dispuestos a “dialogar”, es decir, a pastelear y a entenderse, con tal de conseguir el poder. Sería un escarnio rayano en la indecencia que, después del caos sembrado por la ambición impenitente del temperamental Cascos, airado porque su propio partido no le tomó en consideración como debía, los dos fragmentos surgidos de la deflagración se dieran la mano fraternalmente como si nada hubiera ocurrido. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario