Blogs

Merkel pierde la unanimidad

El hundimiento de la izquierda europea dejó a Merkel al frente de los rumbos europeos sin oposición ni debate. Brown, Zapatero y Papandreu fueron los últimos representantes de una socialdemocracia desorientada que pereció con la crisis… a pesar de que el fracaso, la recesión mundial, fue conscuencia del hundimiento del modelo neoliberal, el de la mano invisible, el que cuando desaparecieran todas las regulaciones sería capaz de asignar correctamente los recursos en todos los casos.

Pero, por fortuna,  el presagio del fin de la historia se ha frustrado. Sigue habiendo más de una política posible y se está reabriendo el debate. En Francia, los sondeos aseguran que el Partido Socialista ocupará la jefatura del Estado el 6 de mayo. En Holanda, el gobierno conservador se ve abocado a convocar elecciones porque la extrema derecha no transige con el drástico plan de estabilidad. El Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza ha dejado ya fuera al Reino Unido y a la República, e incluso uno de los miembros del Eurgrupo, Irlanda, podría abrir una crisis si no venciera el sí en el referéndum que se celebrará a finales de mayo. En España, el PP no ha podido redondear su hegemonía al perder Andalucía, en lo que se intepreta como un germen de disconformidad con las políticas ortodoxas. Y en la propia Alemania, el SPD es favorito en las elecciones de Renania del Norte-Westfalia que se celebrarán el 13 de mayo… mientras los socialdemócratas meditan la conveniencia de apoyar o no el pacto fiscal y el fondo de rescate que Merkel ha de sacar adelante en el Bundestag…

Todo esto ocurre mientras todo el mundo reconoce la necesidad de proceder a una consolidación fiscal. Y en tanto surgen las dudas sobre cómo hacerlo porque quizá no tenga sentido estrangular a las sociedades nacionales hasta la pura consunción de los menos favorecidos con el argumento de que así nos salvaremos todos.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario