Blogs

La resistencia de los materiales

España ha acumulado en el primer trimestre 365.900 parados más según la EPA. La tasa de paro es ya del 24,44% y todo indica que llegaremos este año al 26%. S&P ha revisado aparatosamente a la baja nuestro rating como país. Las bolsas caen y la prima de riesgo se dispara. Y en modo alguno puede decirse que hemos tocado fondo ya que acabamos de entrar oficialmente en una recesión. que aún está lejos de haber alcanzado su punto de inflexión. Ni siquiera está por tanto en el horizonte el escenario de un crecimiento económico moderado que represente el fin de la destrucción de empleo y el comienzo de la recuperación.

 

Esta realidad atroz, que tiende a agravarse, obliga a plantear cuestiones sobre la resistencia de este país al dolor: ¿en qué momento la adversidad se volverá insoportable? ¿A partir de qué punto se abrirá el precipicio bajo los pies? ¿En qué momento cederá la resistencia de los materiales? Los desempleados se han ido acumulando por millones, hay cada vez más familias con todos sus miembros en paro y es lógico temer que en un cierto momento el país estalle aparatosamente y empiece a arder…

 

La impasibilidad de Europa ante este deslizamiento, que tiene su reflejo en la política gubernamental, resultaría tranquilizadora si tuviéramos la certidumbre de que la terapia de la austeridad es la adecuada. Pero no es así: no hay precedentes ni seguridades. Y muchos empezamos a temer que el pozo en cuestión sea mucho más profundo que lo imaginado.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario