Blogs

Recortes en Sanidad

Una de las circunstancias que hay que tener en cuenta para redimir a la democracia de sus defectos y de sus muy humanas carencias es el hecho de que no todos los políticos ni todas las ideologías son iguales. Y en estos días en que la crisis económica arrecia y se están adoptando duras decisiones impopulares y lesivas para los ciudadanos, a los que se recorta toda suerte de ventajas y derechos, ello se hace si cabe más evidente.

 

Una de las medidas de las llamadas de austeridad, sin duda errónea pero en vías de implementarse, es la privación del derecho a la sanidad de los inmigrantes en situación irregular, unos 150.000 según cómputos aproximados. Y en este caso, las diferencias mencionadas se manifiestan en el tono en que se enuncia el tijeretazo, que postrará todavía más a un colectivo ya muy golpeado por la vida. Algunos dirigentes políticos –como el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, un tal Fernández-Lasquetty- han anunciado el recorte con arrogancia y seguridad, como si no tuvieran dudas de que todo el mundo pensará que la inhumanidad es lo correcto. Otros, en cambio –y creo que es obligado citar a la propia ministra de Sanidad, que patrocina la medida-, enuncian la restricción en tono compungido, con evidente mala conciencia, y regresan sobre el asunto para mitigarlo con concesiones que harán más llevadero el dislate.

 

No todos son iguales. Ni lo son todas las ideologías. Ni siquiera son internamente homogéneas las distintas opciones ideológicas. Y en una de las partes está la superioridad moral. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario