Blogs

Pasillo y paseo

 Los Real Madrid – Barcelona nunca pierden su mística. Aunque no tengan en juego títulos, siempre dejan interpretaciones interesantes y la de anoche fue demoledora. La humillación del Madrid al Barça cerró un epílogo triste y a la vez abrió un prólogo prometedor.  El Barça firmó su certificado de defunción y el Real Madrid tomó el relevo de nueva generación, que si no comete los errores del pasado, puede lograr grandes gestas. Semejante lectura quedó muy clara en el Santiago Bernabéu, donde el ‘pasillo’ duró los noventa minutos. No habría estado de más que los azulgranas hubiesen hecho otro reconocimiento al campeón al finalizar el encuentro.  

Poco duró la seriedad del Barça, hasta que los blancos se enchufaron al partido y en un momento marcaron los dos primeros goles. Ambos tantos fueron el ataúd definitivo para los culés. Al Madrid le salió todo: Robben y Sneijder penetraban por sus bandas como querían; Raúl se movía como pez en el agua entre la zaga azulgrana; Guti no tenía marcaje alguno y podía sacar su repertorio de pases a sus anchas, y para colmo, Diarra y Gago firmaron el mejor partido como doble pivote desde que juegan juntos. Incluso el brasileño Marcelo, el futbolista que menos encaja en el once de Schuster, parecía un émulo de Roberto Carlos.  Todo lo contrario en el Barcelona: anoche confirmamos los males de este equipo ya cadáver con una claridad palmaria. Sólo hay que comparar el equipo que goleó en el Bernabéu con Ronaldinho como estrella mundial hace dos años, con la caterva de jugadores que pisó el estadio merengue sólo para dar fe de su presencia. El vestuario barcelonista de hoy está quemado. Ya no hay compromiso ni ambición alguna. La mayoría hace la guerra por su cuenta. Lo único salvable son las ganas y la motivación de Bojan, Messi, Iniesta, Puyol y Xavi. Todo lo demás son escombros.  La vergüenza del Barça fue rotunda en la segunda parte. Los azulgranas perseguían el balón desesperadamente, al tiempo que el público se regocijaba con los pases entre líneas, taconcitos y rondos de los madridistas. Así llegó el tercer gol de Higuaín, quien últimamente está tocado por la buena suerte. Balón que coge el argentino, balón que mete en la portería. El tanto de Van Nistelrooy vino precedido de un penalti absurdo del capitán Puyol. Y partir de ahí  es cuando el Madrid se relajó a pesar de que la grada les exigió  la ‘manita’. El Barça comenzó a atacar para maquillar el expediente y Henry marcó el gol, que no fue el de la honra, pues ésta ya había desaparecido completamente. Por cierto, sin desmerecer el paseo militar del Madrid, el nefasto árbitro Pérez Burrull contribuyó a la fiesta con varias decisiones, que aun no siendo decisivas, podrían haber dejado a los visitantes mejor parados, o no tan mal.  En Madrid cayó un chaparrón y en Barcelona continúa la sequía, de este modo se resume el partido. Lo más lastimoso fue ver a Rijkaard enfocado por las imágenes de televisión. Como se dice en estos casos, muchas veces una imagen vale más que mil palabras. No sé qué pensaría el holandés en ese instante: si en su próximo equipo, o cuáles son las razones de la hecatombe de un equipo llamado a ser mejor que el legendario ‘Dream Team’. ¡Ah!, y Ronaldinho, Etoo y Deco viendo el partido tranquilamente en Barcelona. Lo que fue un equipazo debe acometer ahora la dificilísima tarea de reconstruirse, mientras que el Madrid va bien encaminado y esperemos que no se tuerza por otro ‘galacticidio’, un término que, visto lo visto, ha hecho mucho daño a nuestros dos equipos grandes.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , ,

3 respuestas a “Pasillo y paseo”

  1. fernando dice:

    Eso es verdad. El fútbol son ciclos y a los catalanes les toca sufrir ahora. Pero el madrid tiene que fichar cracks.

  2. tonipirulas dice:

    NO ME PARECE BUENA FORMA DE ENCARRILAR A UN EQUIPO CONTRATANDO A UN ENTRENADOR DE TERCERA DIVISIÓN, SIN EXPERIENENCIA EN LOS BANQUILLOS…DE FUTBOL, PORQUE SI EN LOS TRIBUNALES DEPORTIVOS…
    CON GUARDIOLA EN EL BARSA EL AÑO QUE VIENE, HASTA EL ATLETI PUEDE SUBIR UN PUESTO!

  3. ojeroni dice:

    Rijkaard tenía que haber seguido. Dos años malos los tiene cualquiera. De todos modos, confiemos en Guardiola.

Deja tu respuesta