Blogs

Todavía flojean algunas tuercas

La selección española ya está en Innsbruck (Austria) para intentar la machada: pasar de cuartos de final. Ya no digo llegar a la final o incluso, ganarla. Eso aún es una quimera. En este blog he comentado varias veces que los amistosos aunque sean eso, ‘bolos’ para recaudar dinero, siempre son orientativos y de ellos se deben sacar conclusiones. Pues bien, después de haber jugado contra Perú y Estados Unidos, los indicios no pueden ser más desesperanzadores. Hay muchos vicios que Luis debe erradicar en cuatro días porque si no, me parece que Rusia nos va a sacudir como una estera en el debut de ‘La Roja’ el próximo martes.

Falta de concentración, ritmo de juego irregular, poca creatividad ofensiva, etc. Todo son defectos que se pueden corregir a corto plazo, bastan dos partidos buenos para que los jugadores recobren la confianza. Sin embargo, dos son mis grandes preocupaciones: la defensa y el rendimiento físico. Esto último es objetable puesto que los seleccionados han de recuperarse de las exigencias de la larga temporada y como no podía ser de otra manera, casi todos ellos juegan en clubes que intercalan la Liga con competiciones europeas. Pero el resultado está ahí: Villa, Torres, Iniesta y Sergio García ya están entre algodones. Además, y para mayor handicap nuestro, Rusia comenzó su liga hace menos de tres meses y eso denotará su frescura física.  Sin embargo, más que el funcionamiento del equipo, a Luis le ha sobresaltado el rendimiento de la defensa. Si ante Perú, la zaga española fue fallona, contra Estados Unidos estuvo despistada. Como dije en el anterior artículo (Nada nuevo bajo el sol), Puyol no está jugando como nos tiene acostumbrados: ha perdido rapidez y posición, requisitos indispensables para ser un referente defensivo. Aún así, su liderazgo en el eje de la defensa sigue siendo indiscutible. Por otra parte, Marchena no deja de ser un buen central y punto. Es válido para Primera División, sobre todo si participa en un equipo en el que esté bien arropado (el Valencia es un buen ejemplo a excepción de su calamitoso último año). Y no hay más sustitutos, Albiol también es un futbolista competitivo pero aún no ha tenido su ‘bautismo de fuego’ en torneos como la Eurocopa.

Otra incorrección que observé anoche contra los norteamericanos fue el papel de Sergio Ramos. El seleccionador le quiere tener atado con una correa para limitarle a subir hasta el medio del campo. Es decir, Luis quiere que sus laterales defiendan y apoyen hasta la medular, punto final. De lo que no se ha percatado Aragonés es de que en el fútbol moderno, los laterales, me gusta  más llamarlos ‘carrileros’, han cambiado. Los que tienen el talento de Ramos, suben y bajan, defienden al delantero rival y ejercen de extremos itinerantes. En el caso del madridista, su equipo le ha agradecido este papel improvisado durante toda la temporada.

En resumen, si Luis consigue apretar las tuercas que flojean en la retaguardia, habremos ganado muchos enteros. Y en vanguardia, la inspiración de Iniesta y Xavi y su simbiosis con Torres y Villa, debe ser suficiente para tumbar a los rivales. Parece sencillo pero creo que es la única manera de infundir un ápice de optimismo, de eso siempre nos sobrará aunque nunca hayamos tenido razones para ello.

 

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , , , ,

2 respuestas a “Todavía flojean algunas tuercas”

  1. Marcelo dice:

    Ya toca ganar algo. Las Eurocopas son imprevisibles.

  2. sportinguista dice:

    A mí tambíén me preocupa la defensa (Puyol- Marchena). Espero que Cesc explote como en el Arsenal. Y el Sporting, a Primera

Deja tu respuesta